El hospital participará en un ensayo clínico para tratar el cáncer de mama (CM) con metástasis en el cerebro. | Archivo UH

0

El Hospital Universitario Son Espases participará en un ensayo clínico para tratar el cáncer de mama (CM) con metástasis en el cerebro.

Según han detallado este viernes en una nota de prensa, este estudio, impulsado por Medsir, compañía de investigación independiente en oncología, explorará una alternativa eficaz a los tratamientos de referencia que se utilizan en estos casos, la radiocirugía y la radioterapia.

Después del cáncer de pulmón, el cáncer de mama es la causa más común de desarrollo de metástasis cerebrales. Se estima que entre un 10 y un 16% de los pacientes con cáncer de mama metastásico desarrollan metástasis en el cerebro o las meninges.

Además, este porcentaje se eleva hasta el 30% si se incluyen los datos de las autopsias, ya que es habitual que estas metástasis no se detecten correctamente durante el tratamiento del paciente.

Los tratamientos de referencia para el cáncer de mama con metástasis cerebral son la radiocirugía y la radioterapia. Cuando estos tratamientos locales no logran frenar la progresión de la metástasis, no hay una terapia estándar definida para tratar a estos pacientes.

La utilización de terapias sistémicas, como la quimioterapia o las terapias dirigidas, está limitada en estos casos, ya que la mayoría de los fármacos no son capaces de atravesar la barrera protectora situada entre los vasos sanguíneos y el fluido cerebral, lo que impide que los agentes terapéuticos lleguen al lugar donde deben actuar.

El ensayo clínico Phenomenal, que se encuentra en fase de reclutamiento de pacientes, evaluará la eficacia del irinotecan liposomal (nal-IRI) en pacientes con cáncer de mama del subtipo HER2 negativo, es decir, que no expresan la proteína HER2. Este fármaco actúa impidiendo que el ADN pueda replicarse cuando se va a formar una nueva célula, lo que contribuye a que se paralice el crecimiento y desarrollo del tumor.

La doctora Neus Ferrer, del Hospital Son Espases, ha afirmado que el irinotecan está rodeado por una cápsula de nanopartículas que lo protegen con la finalidad «de hacer que más cantidad del principio activo llegue al sitio donde tiene que actuar, sin degradarse por el camino o ser eliminado por el propio cuerpo».

Moléculas similares, han demostrado en ensayos clínicos previos actividad en pacientes con afectación del sistema nervioso, lo que refuerza la hipótesis de que nal-IRI puede mostrar beneficios en pacientes de cáncer de mama con metástasis cerebrales.

Aunque la supervivencia de los pacientes con cáncer de mama sigue mejorando gracias a los avances en el diagnóstico y tratamiento, el pronóstico cuando se producen metástasis cerebrales aún sigue siendo muy malo, con una tasa de supervivencia inferior al 50% en el primer año.

En este ensayo, que se desarrollará bajo la dirección científica de Javier Cortés, oncólogo médico del International Breast Cancer Center, participarán un total de 17 centros españoles como el Institut Valencià d'Oncologia (IVO), el Institut Català d'Oncologia (ICO), el Ramón y Cajal o el CHUS Santiago.