Fachada del IES Arxiduc. | TERESA AYUGA

17

La Fiscalía ha presentado una denuncia por delitos de coacciones, falsedad documental y prevaricación contra la directora del IES Arxiduc Lluís Salvador de Palma, Margalida Ramis Barceló. Un juzgado de Instrucción de Palma ya ha citado a declarar a la docente y a un inspector de educación. El documento considera que existen indicios de que manipuló documentos para echar al secretario del instituto en el mes de junio de 2019.

En concreto, la denuncia describe cómo envió un documento a una entidad bancaria para anunciar el cese del secretario cuando este no se había producido para impedir que accediera a las cuentas y el nombramiento de su sucesora. Ese mismo día, la directora instó al secretario a entregar las llaves y a abandonar el centro a la vez que bloqueaba todos los accesos a aplicaciones telemáticas. Tres días después convocó un consejo escolar para cesarle, que se desconoce cómo o cuándo se celebró, de acuerdo con el documento remitido por la fiscal al juzgado.

El asunto llegó a la Fiscalía de Balears a partir de un informe previo elaborado por la Oficina de Prevención y Lucha contra la Corrupción de Balears. Este organismo ya había detectado irregularidades en el cese y en la posterior actuación de la inspección educativa ante las quejas planteadas por el secretario que, de forma sistemática, no se contestaron ni se analizaron y se respaldó sin más a la investigada.

Polémica por acusaciones de despotismo

El IES Arxiduc ya se vio envuelto en una polémica después de que a finales del año pasado arrecieran denuncias en las redes sociales por trato machista a alumnas y actitudes despóticas por parte de la directora del centro. Entonces, el conseller d’Educació, Martí March, manifestó que no le constaban denuncias en su contra. Ahora, la Oficina Anticorrupción ha actuado ante la pasividad de la institución educativa ante los escritos de queja impulsados por el antiguo secretario.