0

Las asambleas de los trabajadores de los servicios informativos de la radiotelevisión autonómica, IB3, subcontratados por el ente público a través de la empresa Dalton, han votado este viernes a favor de convocar una nueva jornada de huelga.

Según ha informado el comité de empresa, la mayoría de las reivindicaciones que motivan el nuevo paro, que se llevará a cabo en los últimos días de junio o primeros de julio, son las mismas que justificaron la huelga del 30 de abril.

Además de «protestar contra los abusos de la contrata Dalton», los trabajadores están llamados a la huelga para reclamar al Govern balear la internalización de los servicios informativos de la radiotelevisión autonómica.

Entre otras reclamaciones a la empresa concesionaria, el comité plantea la supresión de puntos conflictivos del manual de organización como la prohibición de que los trabajadores subcontratados se comuniquen directamente con el personal de IB3 y de utilizar logotipos de la cadena.

También demandan que la subida salarial del 10 % contemplada en el pliego de condiciones del contrato se aplique a todos los conceptos de la nómina, que se contraten por el 100 % de las horas de trabajo a quienes sustituyen a trabajadores que tienen horario completo y que se elimine la prohibición de que los periodistas hagan colaboraciones con medios que no sean competencia de IB3.

El comité de empresa recuerda que la mayoría de sus reivindicaciones no han sido atendidas tras la huelga del 30 de abril, que tuvo un seguimiento «de prácticamente el 100 % de la plantilla».

«Los trabajadores subcontratados de IB3 defendemos que solo acabando con el sistema de externalización a empresas privadas podremos conseguir mejoras laborales sustanciales, evitar la fuga de talento y garantizar unos servicios informativos públicos y de calidad», plantean los huelguistas.

La justicia tiene pendientes de resolución 150 demandas individuales por cesión ilegal de trabajadores de IB3 subcontratados.