Unas 200 personas se han concentrado en la Plaça de Cort de Palma para mostrar su repulsa por el presunto acto de violencia vicaria y de apoyo y solidaridad con la familia de las pequeñas Olivia y Anna, sucedido en Tenerife. | A. Sepúlveda

23

Al grito de 'Aturem el terrorisme masclista' o 'Vivas nos queremos', unas 200 personas se han concentrado este viernes en la Plaça de Cort de Palma para mostrar su repulsa por el presunto acto de violencia vicaria y de apoyo y solidaridad con la familia de las pequeñas Olivia y Anna, sucedido en Tenerife.

El acto, organizado por el Moviment Feminista de Mallorca «en repulsa por todos los feminicidios e infanticidios», también se ha reproducido en muchas otras ciudades españolas, así como en otras en localidades de la Isla, como Manacor, Sóller, Ses Salines, Colònia de Sant Jordi, Alaró, Pollença y Sa Cabaneta.

La concentración ha estado marcado por las medidas sanitarias y por el uso del color negro entre los asistentes, en señal de duelo. Durante el acto se ha leído un manifiesto en el que se apunta que «llevamos dos meses viviendo una masacre contra las mujeres. Da miedo», han considerado

Las organizadoras han repartido velas entre los participantes, entre los que se encontraba el alcalde de Palma José Hila, así como otros miembros de la corporación, que se han colocado alrededor de la pancarta principal en homenaje a la pequeña Olivia Gimeno y a las mujeres fallecidas en las últimas semanas por violencia de género.

Velas en recuerdo de la pequeña Olivia y de las últimas mujeres asesinadas por la violencia machista
Velas en recuerdo de la pequeña Olivia y de las últimas mujeres asesinadas por la violencia machista.
Noticias relacionadas

«No dejaremos de reclamar que queremos vidas libres de cualquier violencia que ejercen los hombres sobre nosotras, queremos se pare esta masacre», han reivindicado.

Antes de finalizar el acto, han coreado al unísono lemas como 'No es una caso aislado, es el patriarcado', 'Queremos acabar ya con la violencia machista', 'Si nos tocan a una, nos tocan a todas' y 'Nos queremos vivas. ¡Ni una menos!'.

Esta iniciativa se ha producido un día después de que se encontrara en Tenerife el cuerpo sin vida de una de las menores, Olivia, secuestradas hace más de un mes por su padre durante el régimen de visitas; y de la confesión de asesinato del exnovio de Rocío Caíz, la joven de 17 años desaparecida en Sevilla desde el 3 de junio.

En lo que va de 2021 son 19 las mujeres asesinadas por violencia machista y 1.097 desde 2003, año en el que comenzaron a contabilizarse estos datos. Los menores asesinados por esta lacra en este año se elevan a 3, y son 41 los que se han contabilizado desde 2013.

200 personas se concentran en Palma en repulsa por la muerte de la pequeña Olivia