Interior del Velòdrom Illes Baleares. | Pere Bota

5

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 2 de Palma ha condenado al Ajuntament de Palma a aportar la mitad de una subvención de tres millones de euros otorgada por el Consejo Superior de Deportes para la construcción del Palma Arena, hoy Velòdrom Illes Balears.

La sentencia acepta así el recurso presentado por la Comunitat Autònoma de Balears y que el Ajuntament no recurrirá, lo que obliga al Consistorio a sumar estos 1,5 millones a los 14 millones que ya puso en su momento para la construcción de este equipamiento deportivo. El regidor de Hisenda, Innovació i Funció Pública, Adrián García, señaló que «en un principio estaba prevista un aportación anual de 700.000 euros anuales para el pago de la construcción del velódromo hasta 2027. El resto era sufragado por el Govern balear y el Consell de Mallorca».

Así, de la cantidad inicial prevista por el Ajuntament de 14 millones de euros se pasó a 11 millones por lo que redujo su pago anual gracias a esta subvención del Consejo General de Deportes. Sin embargo, esta institución reclamó la justificación de la ayuda a través facturas «que no se aportaron porque la documentación estaba en ese momento en manos de los juzgados», señaló García. Tras el estallido del ‘caso Palma Arena’, instruido por el juez José Castro, toda la documentación estaba en los juzgados.

Tras esta sentencia, el Ajuntament de Palma volverá a asumir el pago de 700.000 euros anuales hasta acabar con las cantidades debidas para llevar a cabo la construcción de esta instalación deportiva.