Juan Pedro Yllanes, en un momento de su acalorada intervención. | T. Ayuga

19

El diputado del PP Sebastià Sagreras y el vicepresidente y conseller de Transición Energética del Govern, Juan Pedro Yllanes, han protagonizado este martes un enfrentamiento verbal en el pleno del Parlament tras llamar el vicepresidente a los 'populares' «una panda de corruptos».

«Son ustedes una panda de corruptos», han sido las palabras textuales del vicepresidente, durante una pregunta parlamentaria sobre la nueva factura de la luz en España, durante la sesión de control al Govern.

Yllanes ha afeado al PP que son «el partido de Rajoy, de Soria, que favoreció a las multinacionales eléctricas porque consideraban la electricidad un bien de mercado».

«Pueden dar lecciones en dos cosas: en tener una caja B en el partido y en pagar la sede de Génova con dinero negro. Si aplicásemos la ley de partidos habrían desaparecido de la vida española, porque son una organización pensada para delinquir», ha dicho.

A continuación, Yllanes ha asegurado que el Gobierno «está favoreciendo a los consumidores». «Lo que no hicieron ustedes, porque tenían que promover las puertas giratorias para los altos cargos del PP. ¡Son ustedes una panda de corruptos!», ha concluido, alzando la voz.

Tras esta intervención del vicepresidente, que cerraba la pregunta, Sagreras ha pedido que Yllanes se retractara. «En 12 años que hace que estoy en política nunca me han imputado nada», ha dicho Sagreras, que ha añadido que el vicepresidente, al ser juez, «teóricamente debería entender de leyes».

En este punto, el diputado ha deseado que Yllanes no vuelva a su plaza de juez viendo «qué parcialidad mantiene». «Lo que ha hecho hoy sonroja», ha protestado, Sagreras, mientras la presidenta Francina Armengol, sentada junto a Yllanes, negaba con la cabeza.
Sagreras ha recalcado que las palabras de Yllanes iban dirigidas a la bancada popular en el hemiciclo, cuando los diputados del PP en el Parlament tienen «un expediente inmaculado», ha sostenido.

Sin embargo, el conseller ha rechazado retractarse. «No sólo no lo retiro, sino que lo va a decir dentro de dos días la Audiencia Nacional», ha apostillado el vicepresidente, en referencia a la sentencia del juicio sobre la caja B.

Yllanes ha reprochado a Sagreras que le dijera que tiene «pocas luces» y ha remarcado que ha estado 28 años ejerciendo de juez en Baleares. «No sé si volveré o no, pero la ley me permite volver. Y le puedo decir que puede estar tranquilísimo si yo vuelvo a la carrera judicial», ha contestado.

Tras esto, Sagreras ha vuelto a pedir la palabra pero el presidente del Parlament, Vicenç Thomas, se la ha denegado. En el micrófono de la retransmisión se ha podido escuchar un comentario de Sagreras: «Es evidente que tiene pocas luces».

Posteriormente, otra diputada del PP, Tania Marí, ha iniciado su intervención aludiendo veladamente a este episodio. «Cuando el debate se ha perdido, la calumnia es el arma del perdedor», ha dicho.

Tarifa eléctrica
Este enfrentamiento ha tenido lugar en el marco de una pregunta de control parlamentario sobre la nueva tarifa eléctrica implantada en España. Sagreras ha preguntado al conseller de Transición Energética si considera que las nuevas tarifas de la factura eléctrica «se ajustan a las necesidades» de la sociedad balear en tiempos de pandemia.

«La electricidad no puede ser un lujo para millones de familias», ha denunciado el diputado del PP, sugiriendo que el Gobierno «promueve que la factura suba un 25 por ciento» para incrementar la recaudación del IVA y el impuesto especial de la electricidad para «sufragar sus malgastos».

En su respuesta, Yllanes ha reconocido que «seguramente no es esto lo que los ciudadanos necesitan» y que «es evidente que la factura es mejorable». Al respecto, ha ensalzado la postura de la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, compartiendo que «la mejor manera de abaratar la factura de la luz es apostar por las renovables». «Ahí les estamos esperando», ha dicho al PP.

Yllanes también ha defendido que la nueva factura «repara algunas dificultades con la anterior forma de tarifar» e intenta «neutralizar la importancia que tiene en la factura el tema de la potencia contratada».