Los alumnos, esperando a realizar las pruebas de selectividad. | Jaume Morey

1

La selectividad se ha iniciado este martes en Baleares con absoluta normalidad. Un total de 5.218 alumnos matriculados, de los que el 60 % son mujeres, han comenzado las pruebas, que se prolongarán hasta el próximo jueves. Es la segunda selectividad de la pandemia, con medidas de seguridad sanitaria muy parecidas a las del año pasado, lo que ha aportado tranquilidad a la UIB como organizadora de las pruebas.

La vicerrectora Rosabel Rodríguez ha explicado que «en el conjunto de Baleares se han habilitado 14 espacios para realizar las pruebas. Sólo en uno de ellos, el campus de la UIB, siete edificios acogen a examinados». La única incidencia se ha referido a una persona que ha estado recientemente en cuarentena y que realizará las pruebas en julio.

La habilitación de diferentes espacios y las incorporaciones graduales para hacer las pruebas han evitado las aglomeraciones habituales de otros años. En el campus, ni siquiera se han registrado retenciones de vehículos a primera hora.

Unos 250 profesores y una veintena de alumnos voluntarios se encargan de la organización de las pruebas y de ayudar a los examinados en lo que necesiten.