Los centros de salud paliarán las aglomeraciones en los vacunódromos. Al principio de la pandemia ya fueron un punto de inmunización para los mayores de 80 años. | T. Ayuga

7

Más allá de los vacunódromos de Palma, Inca o Manacor, las personas que desde ayer piden cita para inmunizarse contra la COVID-19 se están encontrando con la opción de hacerlo en uno de los 41 centros de salud de Mallorca.

El IB-Salut utilizará estas infraestructuras sanitarias para acercar el dispositivo a los ciudadanos. Así, cada semana se abren 20.000 citas en los diferentes centros de salud (que no unidades básicas), y la gente no tendrá por qué desplazarse de su municipio o barrio más allá de su ambulatorio de referencia.

La vacunación en estos puntos, sin embargo, se hará en horario de tarde de las 15:00 a las 20:00 horas para no interrumpir la asistencia sanitaria habitual.

Se trata de un mínimo de 41 líneas de vacunación más, añadidas a las ya existentes, si se contempla que cada centro tenga una, aunque podría acoger más. A su llegada a admisión, cada usuario será dirigido a la zona habilitada.

Para este proceso se ha contado con personal sanitario, en su mayoría enfermeras, que se ha ofrecido a hacer turnos extra. Como la operatividad de los centros de salud por las tardes es menor, no se prevé que afecte a la actividad asistencial diaria.

De momento, los llamados a vacunarse son la población que ha nacido desde 1981 hacia atrás. Es decir, todos aquellos que en 2021 cumplen 40 años o más.

Cuando pidan cita a través de la web habilitada podrán escoger un vacunódromo o la opción «centros de salud» y no tienen por qué ir el suyo. Ahora bien, hay que tener claro que donde se ponga la primera vacuna será el mismo lugar donde tendrán que ponerse la segunda, en caso de que la ficha técnica marque dos pautas

Ahora mismo ya se están poniendo todos los sueros aprobados por Europa contra la COVID. De forma mayoritaria se suministra el de las farmacéuticas Pfizer y Moderna; mientras que a la franja de 60 a 69 años se le pone AstraZeneca, y Janssen, la única monodosis, que hasta ahora se inoculaba a la población más vulnerable pero ya empezará a repartirse entre los diferentes puntos de vacunación.

Hasta este lunes en Baleares se habían puesto un total de 618.242 dosis; 430.192 con primera pauta y 203.867 con la pauta completa. El ritmo de vacunación se ha disparado, de hecho, según recoge la agencia Efe sólo durante la semana pasada se pusieron 70.762 vacunas contra la COVID-19, el 11,4 % del total inoculado desde que comenzó el proceso de vacunación hace 23 semanas.

«Un proceso modélico»

El portavoz del Govern, Iago Negueruela, defendió que el proceso de vacunación está siendo «modélico» y añadió que los ciudadanos de las Islas deben sentirse «orgullosos» de cómo se están administrando las vacunas. Según los datos oficiales del Ministerio, Balears es la comunidad que está administrando un menor porcentaje de dosis con respecto a las que recibe. La semana pasada había inoculado un 81 % de las recibidas frente a comunidades, como Andalucía, donde la vacunación llega al 90 %.

El conseller explicó que esto se debe a varios factores, entre los que se encuentra que Balears ha reservado dosis de AstraZeneca para los menores de 60 años a los que se debe administrar la segunda dosis. Explicó, además, que el Ministerio no ha contabilizado al menos 20.000 dosis que sí se han administrado y añadió que la estadística estatal se hace el día que llegan las vacunas, por lo que pasan unos días hasta que se inoculan a los ciudadanos.

En cualquier caso, puso de relieve el hecho de que desde ayer se ampliara la población a vacunar. «El ritmo está siendo muy importante y cualquier ciudadano debe estar orgulloso del proceso de vacunación en esta comunidad», concluyó.

AstraZeneca, la única farmacéutica que no enviará vacunas esta semana

Esta semana Baleares va a recibir 75.470 vacunas contra la COVID-19 (59.670 de Pfizer, 7.600 de Moderna y 8.200 de Janssen) pero no se prevé ningún envío de AstraZeneca, por lo que Salut ha reservado dosis. Los envíos irregulares de esta farmacéutica dificultan la organización. Ahora mismo, el 81,7 % de la población de 60 a 69 años ha recibido la primera pauta pero sólo el 8 % la ha completado. A éstos hay que sumar a los profesionales esenciales, menores de 60, que escogen el recordatorio con el mismo suero.