Imagen de uno de los balnerios de la Playa de Palma. | M. À. Cañellas

6

Vuelco en la clasificación. Baleares ha logrado adelantar en el número de reservas turísticas de alemanes a sus principales competidores del Mediterráneo oriental. El alivio de las restricciones y el fin del estado de alarma han provocado un cambio de tendencia entre los viajeros. Si hasta mediados de marzo, Turquía y Grecia lideraban las reservas de viajes realizadas en el mercado emisor alemán para irse de vacaciones, a fecha 31 de mayo, España adelanta a sus rivales del Mediterráneo oriental y se sitúa a la cabeza, según datos publicados por el portal de reservas alemán HolidayCheck.

Este vuelco a las puertas de la temporada se debe principalmente al aumento de contagios de coronavirus en Turquía. Desde el pasado 11 de abril, Turquía se encuentra en la lista de países con alta incidencia, según el Instituto Robert Koch (RKI). Esta institución médica, junto con los ministerios de Salud y de Exteriores de Alemania, clasifica los países y regiones en función del riesgo COVID que presentan. Baleares se encuentra fuera de la lista de países y regiones de riesgo, dado que su incidencia semanal queda por debajo de los 50 casos por 100.000 habitantes.

En estos momentos, el 26,36 % de las reservas acumuladas a 31 de mayo, con fecha de viaje en 2021, se concentran en España, país seguido por Grecia y Turquía. Además, el portal web de HolidayCheck informa de que los usuarios que están buscando hoteles y destinos vacacionales en España, basándose en datos acumulados de enero a mayo y comparando los de 2021 con 2019, Mallorca concentra el 43,2 % de las búsquedas. A la isla balear le siguen Fuerteventura (15,8 %) y Gran Canaria (13 %).

Los datos de búsquedas también reflejan que la mayoría de viajeros procedentes del país germano tienen la intención de alojarse en la Playa de Palma (2,9 %), seguido de Cala Millor (2 %) y Playa de Muro (1,5 %).

Por su parte, la Conselleria de Model Económic, Turisme i Treball aseguró este martes que «la desescalada lenta impulsada por el Govern en las últimas semanas, y que ha llevado a Baleares a ofrecer la segunda mejor cifra de incidencia de toda España, ha convertido al archipiélago en uno de los destinos más seguros del Mediterráneo, una circunstancia que no ha tardado en trasladarse a las cifras turísticas».

De hecho, La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha destacado este jueves que «Baleares está acaparando hoy el 60 % del turismo que sale de Alemania» y que las cifras de los aeropuertos de las islas avanzan un 30 % semanal. «La temporada será fuerte y nos permitirá recuperar miles de empleos», ha augurado.

Baleares fue el principal destino de toda España para los turistas internacionales en abril, con 124.674 llegadas, un 19,8 por ciento del total. Además, el archipiélago captó ese mes a uno de cada cinco visitantes extranjeros que llegaron a España, según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) a través de la Encuesta de Movimientos en Fronteras (Frontur).

Los principales mercados emisores para Baleares en abril fueron Alemania (80.952 viajeros) y Suiza (12.468). En abril de 2020, en pleno confinamiento, la actividad fue nula debido al cierre de fronteras en España.