Una bella imagen del Port de Pollença. | XESCA SERRA

0

El tiempo en Mallorca para el primer fin de semana de junio se presenta inestable. La delegada de la Aemet en Baleares, María José Guerrero, explica que «el aire cálido africano en niveles medios de la atmósfera y el frío en los altos dará lugar a que el viernes haya cielo nuboso o cubierto y a partir de media mañana alguna precipitación débil y ocasional, acompañada de barro, abriéndose claros al final de la tarde».

Las temperaturas nocturnas ascenderán respecto a las del jueves, de manera que podrían bajar hasta los 17º-21ºC, es decir, que en algunos puntos costeros la madrugada será tropical; lo normal en esta época del año son 15º-16º. Los valores diurnos experimentarán un ligero descenso, alcanzando entre 24º y 27º;lo habitual son 25º-26º. Los vientos soplarán procedentes del este y nordeste disminuyendo a flojo durante la tarde.

El sábado se intensifica la inestabilidad atmosférica de manera que se espera cielo nuboso con alguna precipitación ocasional acompañada de barro, aumentando por la noche a cubierto con chubascos acompañados de tormenta que podrían ser localmente fuertes. Las temperaturas bajarán, especialmente las diurnas en el norte de la Isla; las máximas oscilarán entre 20º y 25º. El viento procederá del norte y nordeste.

La Aemet prevé que el domingo irá atravesando la Isla un frente frío que ocasionará cielo nuboso con chubascos acompañados de tormenta que, de madrugada, podrían ser localmente fuertes, remitiendo durante la mañana y tendiendo durante la tarde a poco nuboso. Las temperaturas no experimentarán cambios significativos o si acaso un ligero descenso, con mínimas entre 14º y 17º y máximas entre 21º y 24º. El viento soplará del norte tendiendo a variable durante la tarde con brisas costeras.

Guerrero avanza que a partir del domingo por la tarde comenzará una clara estabilización del tiempo con cielos poco nubosos o despejados y temperaturas diurnas en ascenso. «Tiempo veraniego para la semana que viene», resume.