0

Cuando Mercè Casanovas llegó al olvido tenía 70 años. Aterrizó sin marido, pues había fallecido meses antes de cáncer. Cuando Mercè se quedó en ese destino, sus hijos lo sintieron con pena y abrumación. Pero ella apenas se enteró.

Fue el 18 de diciembre de 2018 cuando hizo suyo el olvido. Sus hijos la esperaban para comer y ella se perdió. No llegó hasta las siete de la tarde al restaurante. Así las cosas, la convencieron para ir al hospital, y tras varias pruebas el diagnóstico tuvo nombre: Alzheimer en grado 4.

Su periplo por esta enfermedad, hasta el día de su muerte, el 8 de abril de 2020, lo cuenta su hijo José Codina (Sabadell, 1980) en la película documental Recuérdame, el principio de la desconexión que ha producido en su honor. Participan deportistas como Dani Pedrosa, la cantante Gisela o los actores Alain Hernández y Ahikar Azcona. El Colegio Lluís Vives de Can Domenge acogerá la proyección este sábado, día 5, a las 10.30 horas, con entrada.

Grabaciones

Después de adaptarse a su madre –pasó de conducir ambulancia a ser cuidador a tiempo completo–, José Codina empezó a contactar con agentes policiales, del servicio de urgencias, bomberos de Sabadell y diversos especialistas de la enfermedad para participar en las grabaciones. También su hijo, Óscar Codina, es uno de los protagonistas.

«Cuando el médico me dijo que mi madre tenía Alzheimer, me chocó mucho. Piensas que estás preparado hasta que te toca de lleno», expresa José. La desconexión de Mercè se produjo al año y medio. Fue a las 02.30 de la madrugada mientras su hijo José le cogió de la mano. La película recoge los momentos de una madre que dejó de reconocer a sus allegados. «Fue lo más duro para mí», confiesa, «pero cuando ponía música mi madre volvía a conectar con los recuerdos».

Cuando Mercè llegó al olvido
José Codina, productor de la película.

La película ha viajado por diversas ciudades del país desde que se estrenara a finales de septiembre del 2020. José Codina ha contado con sus «propios medios» para hacer realidad este pequeño homenaje –la producción ha ido a cargo de Algodigital Produccions– que además pretende visibilizar una enfermedad que afecta a 800.000 personas cada año y que necesita una mayor concienciación social.

La figura del cuidador pasa desapercibida cuando su papel se vuelve fundamental en esta enfermedad. José Codina así se muestra durante la película de su madre, y con ello pretende realzar un oficio que pasa como fantasma por los ojos ajenos. «Necesiamos ayudas, cursos, formación y mostrar nuestro trabajo ya que apenas se habla».

De película a libro, y asociación

El catalán José Codina también ha publicado un libro que comparte el mismo título que la película. En él, cuenta su experiencia con el Alzheimer que padeció su madre durante un año y medio y su papel como cuidador hasta el día que falleció. Asimismo, acaba de poner en marcha la Asociación Recuérdame, el principio de la desconexión con el objetivo de paliar la «falta de ayudas o terapias» que no solo José y sus hermanos se han ido encontrando durante su experiencia con esta enfermedad, sino otras familias a nivel estatal.