Muchas personas tendrán que pagar este año porque han estado en ERTE.

0

La campaña de la declaración de la renta de 2020 ya está en marcha y muchas personas tienen que devolver dinero a Hacienda, especialmente este año cuando muchos contribuyentes tuvieron más de un pagador debido a que han estado en ERTE.

Conscientes de esta problemática, el Ministerio de Hacienda permite que las personas que estuvieron en ERTE durante el año 2020 puedan fraccionar el pago de la declaración de la renta, en el caso de que el resultado sea positivo, durante seis meses, es decir, hasta diciembre de 2021.

En concreto, podrán realizar el abono fraccionado en seis veces, desde el 20 de julio de 2021 hasta el 20 de diciembre, sin intereses de demora. El vencimiento se producirá los días 20 de cada mes. Las personas que deseen beneficiarse de esta medida deberán solicitarlo previamente.

Antonio Gallardo, economista de Futurfinances, precisa que el resto de contribuyentes que tengan que pagar a Hacienda podrán hacerlo como máximo en dos ocasiones: una el 30 de junio y otra el 5 de noviembre; para las personas que no han estado en ERTE no se han introducido cambios.

Además, ha precisado que este fraccionamiento extraordinario no conlleva el devengo de intereses de demora, ni para las personas que han estado en ERTE ni para las que no.

¿Cuándo solicitar el fraccionamiento?

El fraccionamiento se debe solicitar dentro del plazo voluntario de autoliquidación e ingreso del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio 2020, es decir, hasta el día 30 de junio de 2021, o día inmediato hábil posterior, para el caso de ser inhábil. Cabe precisar que no es aplicable este fraccionamiento para el ingreso derivado de autoliquidaciones complementarias presentadas con posterioridad al 30 de junio de 2021, o día inmediato hábil posterior, para el caso de ser inhábil.