Imagen del acto de presentación de la candidatura. | Pilar Pellicer

22

La presentación oficial de Margalida Prohens como candidata a presidir el PP se convirtió este sábado en una demostración de fuerza de la diputada en el Congreso, que reunió a más de 200 afiliados de la formación, entre ellos miembros del sector crítico con Gabriel Company, como las agrupaciones de Calvià y Andratx, además de afiliados de Palma que no estaban de acuerdo con el todavía presidente.

«Comienza la cuenta atrás para Francina Armengol», dijo la que será nueva líder de los ‘populares’. Prohens señaló al Consolat, apenas a unos metros de las escaleras de la catedral, donde fue la presentación: «Están preocupados por lo que hoy está pasando aquí», dijo.

«Vengo a ofrecer un proyecto de libertad», añadió, en clara referencia al lema con el que Isabel Díaz Ayuso se impuso en las elecciones madrileñas. «Basta de prohibiciones para tapar su incapacidad para gestionar la crisis», dijo de Armengol. «Basta de provocar la ruina económica y social, basta de turismofobia, basta de perseguir a los bares y restaurantes que tienen abierto para que los trabajadores puedan trabajar», afirmó.

Ahogo en impuestos

La candidata criticó el «ahogo» de Armengol a las clases medias con los impuestos y lamentó que el PSOE elimine la posibilidad de que haya herencias en vida. También censuró que Armengol apruebe normas «para que las cumplan otros mientras ella se las salta sistemáticamente». «Basta de soberbia», afirmó.

Aseguró que su intención es convertirse, dentro de dos años, en la presidenta de todos los ciudadanos de Baleares y liderar un proyecto que «rescate» a las Islas con otra manera de gestionar la pandemia y la crisis social y económica. «Vengo con ganas, fuerza e ilusión y vengo a ofrecer un proyecto de libertad con un rumbo claro para que Baleares vuelva a ser la envidia de otras comunidades autónomas y el espejo en el que se mira toda España», enfatizó.

Señaló que el modelo de Francina Armengol «está agotado» y denunció que la presidenta ha colocado a las Islas en la cola de vacunación, del paro y de la pobreza.

La candidata dio las gracias a todos los cargos del partido que este sábado le dieron su apoyo y aseguró que defenderá un proyecto liberal, de centro, reformista «de las grandes mayorías». Aseguró que la formación tiene las puertas abiertas para que vuelvan quienes se fueron del partido y, sin mencionar a sus partidos rivales, también dijo que aspira a recuperar los votos que se fueron hacia otras formaciones.

La crisis inexistente

La futura líder del PP aseguró que el acto de este sábado es la demostración de que la crisis de la que habla Francina Armengol no existe. «Que deje de preocuparse por el PP y empiece a preocuparse por los ciudadanos. Este partido está unido», sentenció.

Prohens continuará como diputada en el Congreso y no cree que esta circunstancia sea una dificultad añadida para hacer oposición. Señaló que su proyecto cuenta con un gran equipo y añadió que su presencia en la Cámara Alta le permitirá tener una voz fuerte en Madrid y reivindicar «todo lo que no está reivindicando Francina Armengol, que se ha convertido en la portavoz del sanchismo».

La precandidata ‘popular’ afirmó que ahora serán los afiliados quienes decidan el rumbo del partido a través de las distintas ponencias políticas y no desveló si habrá continuidad con el proyecto de Company o si cambiarán algunas cuestiones. «Quiero hacer un PP fuerte, moderno y abierto donde quepa todo el mundo», concluyó. La líder del PP pasó del catalán al castellano durante su intervención.

La futura presidenta cuenta con el apoyo de toda la formación y este sábado quedó demostrado con la presencia de los presidentes del partido en todas las Islas, con la excepción del de Formentera, que no pudo por problemas de agenda. También estuvo el presidente del PP de Palma, Jaime Martínez. y el secretario general de la formación, Antoni Fuster, para mostrar la continuidad con el proyecto de Gabriel Company. Prohens ha concitado en torno a ella una unidad que no ha logrado su antecesor en el cargo, cuestionado por algunas agrupaciones.

Los problemas

La nueva presidenta del PP tendrá que poner paz en Calvià, Andratx e Inca, municipios donde el partido sigue teniendo graves problemas internos. Este sábado se vio en el acto a representantes de estas agrupaciones, además de miembros del PP de la época de José Ramón Bauzá a quienes no se veía en los actos de Gabriel Company.

En el PP están convencidos de que Prohens es la mejor candidata para enfrentarse a Francina Armengol en las elecciones de 2023. Si Armengol repite, algo que se da por hecho, será la primera vez que dos mujeres estén al frente de los dos partidos mayoritarios en las islas y compitan por hacerse con la presidencia del Govern.

Prohens es, además, miembro de la dirección nacional del PP por deseo expreso de Pablo Casado, que quiso contar con ella cuando fue elegido presidente de la formación.