Los alumnos preparando la sonda. | Twitter: @UIBuniversitat

0

Tras muchos meses de preparación, los alumnos de tercero de ESO del colegio Mata de Jonc ejecutaron este martes su proyecto Eclipse: desde la terraza del edificio Mateu Orfila enviaron una sonda a la estratosfera.

Se trata de un proyecto transversal de las asignaturas de Tecnología y Física y Química con el que los alumnos han adquirido conocimientos sobre la atmósfera, el comportamiento de los gases o la programación de placas Arduino, una plataforma de creación de electrónica de código abierto. «Pensamos en realizar un proyecto interdisciplinar que ilusionara a los alumnos, y no nos equivocamos. Creemos que esta es otra forma de aprender, saliendo de las aulas, aunque a nivel teórico también han trabajado mucho», aseguró Pau Cabot, profesor de Física y Química.

La sonda fue diseñada por los alumnos y construida a partir de dos globos de helio, una caja de porexpán, ligera y aislante, en la que instalaron sensores, cámaras domésticas y un localizador GPS, con los que recabar la información ambiental, así como varios paracaídas para asegurar su aterrizaje.

Aunque en un principio estaba previsto que la sonda aterrizase en el Llevant de Mallorca, en el despegue tomó otra dirección: «La idea era recuperar la sonda, pero ahora no estamos tan seguros», expresó Cabot. Poco antes de las tres de la tarde se informó de que las dos últimas localizaciones enviadas por la sonda, justo antes de que se le acabase la batería y antes de tocar tierra, indicaban que se encontraba cerca de Cala Mesquida, lo que da esperanzas de poder encontrarla.

Palma, Discreto, Sonda
Los alumnos de Mata de Jonc se mostraron muy ilusionados e implicados con un proyecto en el que llevan volcados desde el pasado mes de octubre.