Imagen de archivo del interior de una discoteca de Ibiza antes de la pandemia. | ARCHIVO

La reapertura de las discotecas en Baleares está más cerca, aunque todavía no hay fecha concreta. La evolución de la situación sanitaria y de la vacunación serán determinantes, así como los protocolos de seguridad que se determinen para el sector.

El Govern y la patronal del ocio nocturno de las Islas Abone han retomado las negociaciones. La nueva junta de la asociación, presidida por Miguel Pérez-Marsá, se reunió el lunes por la tarde con el conseller de Turisme i Treball, Iago Negueruela; y el director del Ibassal, Rubén Castro, tras meses sin diálogo entre ambas partes. El objetivo es trabajar en la desescalada de un sector cerrado desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020.

«La reunión fue muy positiva», reconoció Pérez-Marsá, quien explicó que a partir de ahora se celebrarán reuniones periódicas con el Govern para abordar la reapertura «ordenada y segura» del sector del ocio nocturno en las Islas. En este sentido, detalló que la vuelta de las discotecas no será de golpe, sino paulatina.

Esto es, se seguirá un proceso de desescalada gradual, como ha ocurrido con la restauración. Cabe tener en cuenta, además, que si bien la vacunación avanza a buen ritmo, el potencial público del ocio nocturno aún no está inmunizado. En las próximas semanas se trabajará en los protocolos a seguir en el sector.