Imagen de una bandera LGTBI. | ORGULLO LGTB

2

El colectivo Ben Amics ha lanzado una campaña que, empleando los colores de un semáforo, evalúa el cumplimiento de la ley balear LGTBI, especialmente en el contexto de la protección de las personas trans.

Según ha indicado Ben Amics en una nota de prensa, la iniciativa se enmarca, por un lado, en la conmemoración este lunes del Día Internacional contra la Lgtbifobia y, al mismo tiempo, en el quinto aniversario de la aprobación de la Ley balear para garantizar los derechos de las personas lesbianas, gais, trans, bisexuales e intersexuales, y para erradicar la Lgtbifobia.

Para Ben Amics, esta ley autonómica -aprobada en 2016- representó un «hito histórico» para la sociedad balear, ya que supuso la dignificación del colectivo y reconocía por primera vez derechos en una ley específica dirigida a acabar con la Lgtbifobia.

La campaña 'Els colors de la llei', han explicado, pretende realizar un balance de aquello que se ha conseguido, aquello que se puede mejorar y los aspectos que aún quedan pendientes para la sociedad balear.

La propuesta somete a examen el articulado de la norma y analiza en qué grado se ha llevado a la práctica adjudicando los colores rojo, para «lo que queda pendiente"; amarillo, para lo que se ha aplicado y «podría mejorarse"; y verde, para «aquello que está funcionando».

Además, dentro de la misma campaña, este jueves Ben Amics publicará un recurso audiovisual a través de las redes sociales para repasar una selección de 15 artículos de la ley con el objetivo de invitar a la reflexión y a la acción, tanto a la ciudadanía como a las instituciones.

Según Ben Amics, la pandemia ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de las personas LGTBI y ha hecho un llamamiento a no ignorar que el colectivo sigue sufriendo una violencia que sigue instaurada en la sociedad y que cobra fuerza con la legitimación de discursos de odio.