Oferta y demanda. Los concesionarios de venta de coches nuevos y empresas de rent a car se enfrentan a una situación inesperada por la falta de automóviles, a pesar del incremento de la demanda en las últimas semanas. Es un problema muy grave. | M. Joy

24

Las empresas de alquiler de coches de Baleares englobadas en las patronales Aevab y Baleval y la Asociación Balear de Distribuidores de Automóviles señalan que desde hace meses, de forma puntual, se está produciendo un desabastecimiento de coches a las Islas porque los fabricantes no pueden hacer frente a los pedidos. Esta situación ha provocado que los rent a car no tengan en estos momentos los vehículos suficientes para hacer frente a la demanda que se avecina con la reactivación turística.

Esta situación ha provocado que los rent a car hayan subido en estos momentos un 300 % el precio del alquiler de los coches, ya que hay más demanda que oferta. En estos momentos hay empresas de piden de media entre 130 y 175 euros por día, cuando en una situación normal la media es estar por debajo de los 30 y 50 euros.

Noticias relacionadas

El presidente de la Associació Balear d’Empreses de Lloguer de Vehicles (Baleval), Toni Masferrer, señala: «Estamos ante una situación puntual marcada por una serie de circunstancias que afectan a nuestro sector. Entre ellas están que los fabricantes no aceptan pedidos, hay problemas técnicos por la falta de microchips en las cadenas de producción y muchas empresas no pueden acceder a créditos para poder comprar coches»,
Masferrer indica que esta coyuntura ha provocado un alza de los precios «ya que hemos pasado de menos de cien euros por semana y coche a 500 euros».

Ramón Reus, presidente de la Agrupación Empresarial de Alquiler de Vehículos con y sin Conductor de Balears (Aevab), añade: «El pasado año tuvimos que anular todos los pedidos de coches a los fabricantes por la pandemia y este año, que comenzó con muchas incertidumbres, ahora parece que se arregla. Esto ha motivado un cambio de estrategia en las empresas y solicitado coches a los fabricantes. La respuesta ha sido un no rotundo y, en caso de no cambiar la coyuntura, este verano habrá 60.000 coches menos de alquiler respecto a un año normal. Los precios, es cierto, se han disparado, pero también es verdad que estaban muy bajos».

Para el presidente de la Asociación Balear de Distribuidores de Automóviles, Andrés Vidal, la situación es compleja «porque faltan coches de algunos fabricantes por los problemas que tienen con los microchips, con lo que nos encontramos que no contamos con toda la oferta de venta de otros años. Y es cierto que los precios de alquiler han subido, pero también lo es que estaban muy bajos».