Maxo Benalal, en una de sus intervenciones en el pleno del Parlament. | Redacción Local

39

El Parlament balear reclama la devolución de 15.000 euros al diputado Maxo Benalal (Cs) en concepto de dietas percibidas de manera irregular durante el año pasado y parte de 2019. Benalal cobró 36.000 euros complementarios a su sueldo por pernocta, manutención y otros gastos, lo que implica que deberá devolver casi la mitad de las retribuciones extraordinarias que recibió el año pasado.

La Mesa del Parlament aprobó en su reunión del pasado miércoles esta regularización de las percepciones. La Cámara le da la opción de que devuelva el dinero y, si no lo hace, se le irá reteniendo de su sueldo. A los 36.000 euros en dietas de 2020, Benalal suma un sueldo de 67.449,90 euros.

El proceso de regularización de dietas comenzó en febrero pasado, cuando la Oficina Anticorrupció informó de que había recibido una denuncia sobre el cobro irregular de dietas por parte de algunos diputados de Menorca y Eivissa. Ese mismo día, el diputado presentó un escrito en el Parlament en el que proponía una regularización de las dietas. Benalal ya había recibido advertencias de intervención del Parlament para que presentara una justificación de los gastos.

Su propuesta

El diputado, que es miembro de la Mesa del Parlament, presentó una propuesta de regularización de dietas en la que suprimía 21 cobradas en 2020, lo que suma un total de 3.780 euros. Sin embargo, la petición de la Cámara balear ha ido mucho más allá ya que le reclama la devolución de 15.000 euros cobrados de manera indebida.

Los diputados no deben presentar justificación de los gastos realizados y basta con que hagan una declaración de que han asistida a la actividad parlamentaria. Benalal había presentado dietas por asistencia a actos que no eran parlamentarios. También presentó dietas por asistir a reuniones de comisión como acompañante de Marc Pérez-Ribas, aunque sin voz ni voto. El Parlament considera que tampoco en ese caso le corresponde el pago de la dieta. que solicita.

El Parlament reconoce que se han podido producir algunas disfunciones en el abono de las retribuciones a los diputados y una de las decisiones que se han tomado para dar más transparencia a su gestión es la publicación de todo el dinero que ingresan los diputados, además de todos los gastos que generan al año.

Uno de los que promueve el golpe contra Guasp

Maxo Benalal es uno de los tres diputados que promueve el golpe contra Patricia Guasp para que deje de ser portavoz y su lugar lo ocupe Marc Pérez-Ribas. La Mesa del Parlament, de la que forma parte, debe decidir la semana que viene sí acepta la petición de tres de los cinco diputados de Cs para cambiar a la portavoz. De momento ha reclamado el acta de la reunión en la que el grupo parlamentario tomó supuestamente este acuerdo por tres contra dos.