Imágenes de la protesta en Palma. | ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ; ;

0

Una treintena de trabajadoras y trabajadores de H&M de Palma se han concentrado este viernes frente a la tienda del paseo del Born para protestar por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que tiene previsto aplicar la empresa y que podría derivar en el cierre de 30 tiendas y el despido o las reducciones de jornada de unos 1.100 trabajadores en toda España.

Las negociaciones para el ERE está previsto que finalicen el 23 de mayo, y aunque no prevén el cierre de las tiendas que la compañía tiene en el centro de Palma y en el centro comercial Porto Pi, sí que podrían verse afectados entre un 10 y un 15 por ciento del centenar de trabajadores, según ha explicado en declaraciones e los medios Mari Sigüenza, presidenta del Comité de Empresa.

Según ha apuntado, para este viernes están previstos dos paros de actividad entre las 12.00 y las 14.00 horas --así se lo han explicado a los clientes que en este momento pretendían acceder a la tienda-- y las 18.00 y las 20.00 horas y, si las negociaciones no llegan a un punto satisfactorio, los día 19 y 21 de mayo se prevén paros de 24 horas.

Sigüenza ha apuntado que una de las causas principales del ajuste de plantilla tiene que ver con el incremento de los servicios y la venta online, algo que reconocen como positivo porque ha ayudado a mantener puestos de trabajo durante la pandemia, pero que rechazan que esta transición digital tenga que hacerse ahora a costa de la plantilla de las tiendas físicas.

Desde el comité de empresa las reclamaciones se centran principalmente en la recolocación en lugar del despido, que se reduzca el número de despidos, que el número de tiendas cerradas sea la mitad de la propuesta de la empresa y que se ofrezca la posibilidad de la adhesión voluntaria al proceso de ajuste.