Imagen del refugio de Pont Romà. | Consell de Mallorca

1

El Departamento Sostenibilidad y Medio Ambiente del Consell de Mallorca vuelve a ofrecer la posibilidad de reservar los refugios de Can Boi, en Deià, y el del Pont Romà, en Pollença, cuya apertura está prevista para el 21 de mayo. El refugio de sa Coma d'en Vidal también tiene previsto abrir este mes, a partir del día 28.

Can Boi y Pont Romà se pueden reservar el viernes, sábado y domingo, y el resto de refugios de la red insular están abiertos de lunes a domingo. Los refugios de Tossals Verds, Muleta y So n'Amer ya estaban operativos desde el 1 de septiembre del año pasado.

Las reservas se pueden hacer en la Sede Electrónica del Consell de Mallorca.
La consellera de Sostenibilidad y Medio Ambiente, Aurora Ribot, ha destacado que «la red de refugios del Consell de Mallorca ofrece a todas las personas de la isla la oportunidad de conocer y descubrir de una forma diferente y asequible la Sierra de Tramuntana y la Ruta de Piedra en Seco».

El director insular de Medio Ambiente, Josep Manchado, ha explicado que hay mucha demanda de reservas, «pero las restricciones de seguridad actuales obligan a tener una serie de normas y recomendaciones que toda persona alojada en un refugio debe seguir». «Seguro cuando se acaben todas las restricciones podremos volver a ofrecer todas las plazas de los refugios y así poder dar respuesta a toda la demanda que tenemos», ha añadido.

Los refugios de Can Boi y del Pont Romà están gestionados directamente por personal del Consell de Mallorca, después de terminar la concesión. Desde la institución insular han asegurado que los refugios cumplen todas las medidas sanitarias correspondientes al nivel 2 en que se encuentra Mallorca, pero se irán adaptando a los requerimientos sanitarios que surjan.

La ocupación de los refugios se limita al 30 % y el interior sólo será accesible para la clientela, que deberá seguir el protocolo de medidas contra la COVID-19. Las habitaciones sólo podrán ser reservadas por un único núcleo de convivencia. Las terrazas y zonas exteriores de los refugios están abiertos a todo el público siguiendo las restricciones nuevas: 100% de aforo, cuatro personas por mesa (sin límites de núcleos) y cierre a las 22.00 horas.

El refugio de Can Boi está situado en la Serra de Tramuntana, en Deià, en la barriada del Clot, cerca del torrente Major y tiene una vista privilegiada sobre los acantilados del Teix, Es Puig, la iglesia y las marjades de Sa Costa.

Por su parte, el refugio del Pont Romà está situado en el casco urbano de Pollença, junto al torrente de Sant Jordi. Este refugio de la ruta de Piedra en Seco GR-221 ocupa el antiguo matadero municipal y es un punto de partida para pasear por el centro histórico de Pollença, con numerosos lugares de interés como el puente antiguo que da nombre al refugio y que servía para ir hacia la huerta de Cubelles.