La gerente María Franco.

6

Movistar + estrena este viernes el documental de la Fundación sin ánimo de lucro Lo que de verdad importa, un periplo por sus 15 años dando a conocer por congresos y conferencias en todo el país historias personales, de superación, inspiradoras; en definitiva, como resume María Franco, responsable general de la Fundación, historias sobre igualdad, libertad o educación. El documental, con una duración de 50 minutos, da voz y nombre a las personas que forma, o han formado parte, del proyecto.

¿Qué van a ver los espectadores en este documental?
— Van a poder ver 15 años de todo nuestro trabajo. Cuando conocimos el proyecto, al principio pensamos que sería un documental sobre los protagonistas que han participado en la fundación, pero no. Es sobre nuestra historia y justo ha llegado en momentos difíciles para todos pero que empezamos a ver la luz. En resumen, la gente podrá conocer cómo nació ‘Lo que de verdad importa’, lo que hemos luchado y toda la gente que trabaja en la Fundación.

¿Y cómo surgió esta idea?
— Movistar apoya nuestros congresos, que normalmente van dirigidos a los jóvenes. Y precisamente la empresa nos conoce también desde dentro. Así que nos dijeron, directamente, que nuestra historia merecía ser contada. Nos ha hecho un regalo enorme.

¿Qué mensaje han intentado transmitir en el documental?
— El mensaje es que hay que seguir adelante y que queremos ayudar a que las personas descubran lo que de verdad vale la pena en la vida. Con este documental queremos hacer un homenaje a todas las personas que han hecho posible estos años de la Fundación de ‘Lo que de verdad importa’.

Cuando hablamos de ‘lo que de verdad importa’, ¿a qué nos referimos?
— No existe una única frase, sino que pueden ser muchas. Lo que de verdad importa está dentro de cada uno de nosotros. Es aquello que tienes y no valoras hasta que ves que puedes perderlo. En definitiva, son momentos de la vida.

¿Para qué publico van dirigidos vuestros congresos?
— Sobre todo para un público universitario y preuniversitario, pero también personas con corazones jóvenes. Al final, no importa la edad, sino las ganas que uno tenga de mirar en su interior.

La Fundación ha enseñado mucho a las personas. Pero, ¿qué lección os ha dado este virus?
— Nos ha enseñado que nos necesitamos los unos a los otros porque, a pesar de estar aislados, nos hemos dado cuenta que con el individualismo no llegas tan lejos, necesitas apoyarte en los demás. Y nos ha enseñado que nuestros mayores son toda una referencia.

¿Cuál será vuestra próxima aventura?
— A Mallorca recalaremos después de verano. Y por el momento trabajamos con el formatos híbridos, entre la presencialidad y el formato online.