Los trabajadores a domicilio, conocidos también como 'riders', han vuelto a ocupar las calles de Palma contra la ley que regularía por completo su sector. | Pere Bota

1

Los trabajadores a domicilio, conocidos también como 'riders', han vuelto a ocupar las calles de Palma contra la ley que regulara por completo su sector, pasando de autónomos a asalariados sin la posibilidad de trabajar para más de una plataforma. Es el «último cartucho», ha asegurado este martes por la mañana la representante en Baleares de Repartidores Unidos, Mercedes Echegaray, para que «no se apruebe una ley que no tiene en cuenta nuestras propuestas».

Sobre las 11.00 horas, al menos medio centenar de repartidores a domicilio, de diferentes plataformas como Glovo, Deliveroo o Uber Eats, salieron con sus vehículos -motorizados y no motorizados- hacia 31 de diciembre, Ausiàs March, General Riera, avenida Alemanya y han continuado por las Ramblas, Jaime III, avenida Argentina hasta, finalmente, el Consolat de Mar, donde trasladarán sus quejas a las autoridades.

«No estamos de acuerdo con las subcontrataciones que ha aprobado la Mesa de Diálogo Social para nuestro sector porque se supone que las plataformas nos contratan pero la ley no regulara eso, sino que permitirá que sea a través de una subcontrata, algo que, además, llevan haciendo con actuales asalariados. Esto no nos favorece en nada porque sabemos lo que estos contratos suponen: menos horas de trabajo, contratos temporales y salario mínimo», ha destacado Mercedes Echegaray.

Así las cosas, ha asegurado que una de las esperanzas está puesta en el «espectro político», sobre todo en los partidos de la oposición. La representante de Repartidores Unidos en Baleares ha dicho que «vamos a intentar que los diputados, en un plazo de un mes máximo que tienen para convalidar la ley, la convaliden pero exigiendo su tramitación parlamentaria».

Noticias relacionadas

En concreto, los diputados, ha añadido, «están a favor de presentar enmiendas, cada partido en su línea». Ha señalado que el Partido Popular presentó una Proposición no de Ley (PNL) para cambiar las subcontrataciones y permitir a las plataformas seguir trabajando con autónomos, en lugar de solo asalariados, que es lo que pasará una vez se apruebe esta 'ley rider'.

A un día de que se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE), y pasen todos los trabajadores a ser asalariados, las plataformas «todavía no se han pronunciado hasta que no se conozcan todas las condiciones y la normativa». De ser una realidad, y no conseguir convalidar la ley, los sindicatos de los repartidores a domicilio auguran que «se perderán muchos puestos de trabajo y veremos reducido más del 50 % nuestro salario neto».