Previous Next
12

Las terrazas han estrenado este domingo horario continuo en Mallorca, coincidiendo con el primer día sin estado de alarma. Aunque no tienen una vinculación directa, ya que el estado de alarma no regula la actividad de la restauración, esta es una de las pocas diferencias que han notado los ciudadanos de la Isla. Hasta ahora las terrazas tenían dos turnos: el primero hasta las 17:00 horas y el segundo de 20:00 a 22:30 horas. Además, el segundo turno sólo estaba permitido de lunes a jueves.

Cabe recordar que Baleares ha optado por mantener el toque de queda desde las 23:00 hasta las 6:00 horas, así como la limitación de las reuniones sociales, que deberán ser como máximo de seis personas pertenecientes a dos núcleos de convivencia si se llevan a cabo en el interior.

Numerosos ciudadanos de Mallorca han salido a cenar este domingo y se ha visto un ambiente muy animado en las calles de Palma, como se puede observar en las fotografías. Las personas con los que ha hablado este periódico han expresado que tenían muchas ganas de que llegase este momento y poder salir a cenar durante el fin de semana.

En el caso concreto de la restauración, sólo están abiertas las terrazas -los interiores siguen cerrados-, las mesas podrán ser como máximo de cuatro personas y se recomienda limitar el número de núcleos. El aforo de las terrazas es del 100 % y la hora límite de cierre continúa a las 22:30 horas.

Noticias relacionadas

Apertura de los interiores y ampliación del toque de queda
El Govern ya ha anunciado su intención de permitir la reapertura de los interiores de los restaurantes el próximo 24 de mayo, «siempre que la incidencia del virus se mantenga bajo control».

Respecto al toque de queda, la presidenta del Govern, Francina Armengol, ha dejado entrever la posibilidad de ampliarlo hasta las 00:00 horas cuando se revisen las medidas, dentro de 15 días. Al igual que la reapertura del interior de la restauración, esta relajación del toque de queda está supeditada a mantener la pandemia controlada.

El Ejecutivo autonómico ha manifestado en numerosas ocasiones que es necesario que la desescalada sea lenta para no cometer errores del pasado, que puedan poner en peligro la temporada turística.