Francina Armengol, durante la rueda de prensa posterior al Consell de Govern. | Jaume Morey

9

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha abierto la puerta este viernes a reducir el toque de queda y que finalice a la medianoche,en la próxima revisión, prevista para dentro de 15 días, cuando se tendrá que volver a pedir el aval del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB). Actualmente, el toque de queda es de 23.00 a 06.00 horas.

En la rueda de prensa posterior a la reunión extraordinaria del Consell de Govern, la presidenta ha explicado que la ampliación del toque de queda estaría sujeta al mantenimiento del virus en situación de control.

Armengol ha insistido en que el Ejecutivo es partidario de ir devolviendo progresivamente más libertad y más capacidad para desarrollar actividades a los ciudadanos pero ha insistido en que la reactivación y la protección de la salud de las personas van de la mano.

«Hacer las cosas bien nos ha llevado a ser de los pocos territorios que se pueden abrir turísticamente. Cuando estamos a punto de coger la manzana madura, no lo estropeemos», ha apuntado.