Joan Trian Riu y los copresidentes Luis Riu y Carmen Riu. | Xisco Kamal

3

La familia Riu ha invertido 19 millones de euros para mantener su 3,6 % en el grupo turístico alemán TUI, tras la ampliación de capital aprobada por el Consejo de Vigilancia con el fin de poder hacer frente a la delicada situación financiera por la que atraviesa la industria turística europea.

Los serios problemas económicos a los que tiene que hacer frente la TUI, con sede en Hannover, desde marzo del pasado año por la pandemia, provocaron que el Gobierno alemán tomara la decisión de aprobar y avalar dos créditos para evitar su quiebra y desaparición, cuyo valor global superó los 3.000 millones de euros. A esta cantidad hay que sumar otras de menor calado mejorar la liquidez del gigante turístico alemán y mundial.

Los Riu, que cuentan en el Consejo de Vigilancia con un representante, Joan Trian Riu, siempre ha considerado su presencia en la TUI como una apuesta empresarial para defender sus propios intereses hoteleros y el futuro de la empresa y el de los miles de trabajadores con los que cuenta la cadena mallorquina.

Al mismo tiempo, el Gobierno alemán tomó la decisión de tener el 25 % de la TUI, que se hará con aciones convertibles.

Berlín ya ha anunciado a Hannover que en la nueva etapa del grupo tendrá que desprenderse de activos en TUI Fly, TUI Cruises y en todas sus marcas hoteleras, para aligerar costes financieros.