En el Montepío de Palma se empeñan todo tipo de joyas de oro y pedrería. La plata se valora por kilos y, generalmente, se trata de cuberterías enteras. Muchos de los que empeñan sus joyas las recuperan antes de los doce meses. | Redacción Local

24

El Montepío de Palma lideró el pasado año el crecimiento del empeño de joyas de toda la red de la Fundación Montemadrid en España, un 7, 31 %. El motivo de esta evolución, según fuentes de la entidad, es que «la recesión económica provocada por la pandemia ha tenido un impacto directo muy negativo en las empresas, autónomos y familias».

La falta de liquidez y la nula actividad empresarial es lo que ha provocado esta evolución en Baleares. A diferencia de ejercicios pasados, «en 2020 el abanico de los clientes que han empeñado joyas ha sido más amplio, ya que el mayor porcentaje han sido autónomos, trabajadores o negocios relacionados con el sector turístico. Aquí, hay que incluir hosteleros, restauradores, servicios aeroportuarios y autónomos de todos los sectores productivos».

Las mismas fuentes señalan que, de «mayo a octubre, la actividad en este centro ha sido muy alta, por no decir de locura por el aumento de peticiones para realizar empeños de todo tipo de joyas y pedrería». Añaden que la situación se ha repetido en el primer trimestre de este año, «en el que ya superamos en un 2 % las operaciones y un 1 % el de clientes».

Importes

En cuanto al importe de los préstamos concedidos, Palma contabilizó el mayor incremento de los últimos años con una subida superior al 13 %, en parte motivada por el incremento del precio del oro.

«El Montepío de Palma es, con mucha diferencia, el que registra el crédito medio más alto de toda la red de Montemadrid en España, llegando a los 835 euros de media, frente a los 650 euros del resto de montepíos. Se dan créditos desde 50 euros a los 20.000 euros, todo ello dependiendo de lo que se empeña y la calidad de las piezas y la pureza del oro», puntualizan desde la institución.

La principal novedad, a diferencia de otros años, es que «por vez primera hemos registrado la petición de empeños por gente joven inferior a los 30 años, que buscan financiación con la venta de joyas menores y poder obtener, con ello, dinero para hacer frente a sus necesidades».

Ante la crisis económica, la institución ha establecido una línea de interés menor para los autónomos, porque ha apreciado que este colectivo empresarial es uno de los más interesados para conseguir liquidez a la mayor rapidez. El interés que se ofrece normalmente se sitúa entre el 5 y el 8,25 %, dependiendo del valor de la joya en el momento de la tasación. Este tipo de interés es el que se ha rebajado a los autónomos.

Las mismas fuentes resaltan que la incertidumbre que ha provocado la pandemia «ha hecho que los empeños se hayan incrementado de forma progresiva por el temor a que este año no tengamos una temporada turística normal, por lo cual empeñan joyas para tener liquidez y afrontar sin ahogos los períodos de inactividad empresarial».

Palma registra, hasta la fecha, un incremento del 5,7 % de clientes nuevos, sumando en la actualidad 3.707.