Miguel Ángel Subirán, en una imagen de archivo. | A. Sepúlveda

7

La Fiscalía Anticorrupción vuelve a recurrir el carpetazo de la investigación al juez Manuel Penalva y al exfiscal Miguel Ángel Subirán por las irregularidades en el 'caso Cursach'. Al igual que hizo hace medio año, los fiscales elevan a la Sala de lo Penal del TSJB un duro informe en el que consideran que el instructor, Carlos Gómez, se ha extralimitado a la hora de cerrar los delitos más graves que estaban encima de la mesa: detenciones ilegales o coacciones a testigos. La principal novedad es que ahora también se recurre contra la decisión de archivar la causa a Subirán por su estado de salud.

El recurso presenta un informe de un psicólogo forense que contradice las conclusiones a las que llegó la directora de la clínica forense de Palma cuando examinó a Subirán. Considera que la medicación que está tomando y que el cuadro que presenta no implica que no pueda defenderse en el procedimiento. Señala que, cuando declaró en febrero del año pasado respondió de forma normal sin que, ni su defensa ni el instructor percibieran nada extraño. Así, lo que plantea es que sea examinado por un psiquiatra forense y que se elabore un informe más profundo en el que se establezca el grado de afectación que puede tener y desde cuándo está en este estado para valorar si es plenamente responsable de los hechos que se le imputan o no.

La defensa de Subirán fue quien planteó el primer examen forense para evitar que declarara una segunda ocasión el pasado mes de marzo. Fue examinado por la directora de la clínica forense de Palma y, en base a eso, el instructor acordó el archivo provisional de la causa para él y que compareciera de forma periódica ante la forense para comprobar cuál era su estado de salud y si podía continuar el procedimiento en su contra, lo hizo en el mismo auto en el que volvía a cerrar la causa y consideraba que sólo había indicios para juzgar por revelación de secretos a los investigados: el juez Manuel Penalva y los antiguos agentes del Grupo de Blanqueo.

Las acusaciones han recurrido de forma masiva esta decisión y, por el momento, la causa queda pendiente de lo que decida la Sala de lo Civil y Penal del TSJB que ya revocó una decisión de archivo al considerar que había que investigar si se indujo a mentir a un testigo protegido conocido como 'El Trilero'.