Fachada de la sede del IMAS.

0

Vox ha tildado este viernes de «informe patraña» las conclusiones de la comisión política que investiga la prostitución de menores tutelados en Mallorca.

En conseller de Vox en el Consell de Mallorca Toni Gili ha recordado que dicho partidos «no se prestó a participar en una tomadura de pelo, una zafia maniobra más de la izquierda con la lamentable muleta de Ciudadanos para seguir tapando un escándalo», sobre la comisión política de explotación de menores, ha informado la formación política en un comunicado.

Gili ha asegurado sobre el informe de conclusiones que «la indignidad de la izquierda que gobierna Mallorca y Baleares no conoce límites».

«Nos vienen a decir que aquí no ha pasado nada, que ninguno de ellos es responsable. Son capaces de cualquier cosa para salvar su silla. Son capaces de ocultar la prostitución de menores para mantener su nómina a final de mes», ha acusado.

Por su parte, el diputado autonómico de Vox Jorge Campos ha advertido de que «seguirán apareciendo casos de menores tutelados prostituidos por culpa de los que tienen la responsabilidad de protegerlos».

«No nos cansaremos de pedir dimisiones e investigación política y judicial. Es una vergüenza, deberían irse todos a su casa», ha reclamado y ha recordado que el tripartito de PSOE, MÉS per Mallorca y Podemos se ha negado tanto en el Consell de Mallorca como en el Parlament a las peticiones de Vox de poner en marcha una comisión de investigación y una auditoría externa del IMAS, tanto económica como de servicios.

Según Vox, el «informe patraña» concluye que no hay responsabilidad política alguna, que la sociedad es la culpable porque existe demanda de servicios sexuales, que los técnicos que trabajan en los pisos tutelados no han detectado los casos a tiempo, y que «todo se debe a los recortes del Partido Popular entre los años 2011 y 2015 cuando gobernaba la institución insular».

Gili ha rebatido una a una «las mentiras a medida» de la comisión. Sobre los recortes ha dicho que «la izquierda lleva 6 años gobernando el Consell de Mallorca, el IMAS tiene en su último ejercicio un presupuesto de 240 millones de euros, su funcionamiento es opaco, se niegan a auditarlo y se descuelgan con que la culpa es del presupuesto de 2015».

«Aquí se prostituye a menores tutelados, se oculta la responsabilidad, no dimite nadie y la culpa de los que estaban antes. El PSOE y sus socios sólo saben culpar al pasado de sus vergüenzas. Y también cargan contra los medios de comunicación por hacer su trabajo e informar», ha concluido.

El consejero de Vox ha lamentado la «cobardía socialista de intentar cargar el mochuelo a los trabajadores».

«Hemos visitado pisos tutelados y hablado con los técnicos y educadores: Ellos detectan los casos de prostitución al momento y lo transmiten al IMAS. Les quieren culpar de que sea el propio IMAS y el Consell de Mallorca los que han tardado hasta 17 meses en denunciar en Fiscalía algunos casos tal y como determinó el informe de la comisión de expertos en octubre de 2020», ha denunciado.

Ha cuestionado si «también es culpa de los trabajadores que la consejera de Asuntos Sociales del Govern, Fina Santiago, reconociera saber la ubicación de los pisos en los que se prostituía a menores y no hiciera nada».