Armengol y Puig, este miércoles en Valencia. | CAIB

28

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, y la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, han comparecido este miércoles ante los medios de comunicación para anunciar una alianza entre ambas comunidades, con estrategias comunes para proyectos estratégicos, de cara al reparto de los fondos europeos y han solicitado de manera conjunta, como muestra de esta fuerza común, que las PCR a los viajeros en el marco europeo sean financiadas con estos fondos para «garantizar la movilidad» y con ello «la recuperación económica» de los destinos seguros. Además, han anunciado una cumbre Valenciana-balear en las Islas en junio o julio.

Armengol y Puig han explicado que llevan semanas trabajando juntos los dos gobiernos y que, a la espera de la definición final de cómo se van a distribuir los fondos de Europa, las dos comunidades se han marcado una línea de proyectos que engloban bajo el concepto de «economía azul» y que impulsarán el transporte sostenible, la adaptación al cambio climáticos, la sostenibilidad, la innovación y redefinición del modelo turístico y nuevas formaciones profesionales.

Ambos presidentes han subrayado que las dos comunidades son las que tienen mejor situación epidemiológica por la COVID-19 de España. Armengol ha recordado que Baleares desde Navidad, y por la presencia de la variante británica, se está realizando una desescalada «lenta, riguroso y tranquila» para acompasar el ritmo de vacunación con la reapertura de las actividades económicas, y la situación del sistema de salud.

Respecto al turismo, Puig ha recordado que la temporada turística es importante para los dos territorios y que ambos destinos se mostraron partidarios del pasaporte sanitario que la Unión Europea ya ha dicho que se activará en junio, «un certificado de vacunación y movilidad que se completará con una PCR». «Si las vacunas son gratuitas también deben serlo las PCR para que se pueda volver a viajar» y la postura de ambos es que se financien con dichos fondos.

Estrategia valenciana-balear para impulsar proyectos sostenibles

Por otra parte, la Comunitat Valenciana y Baleares han acordado una estrategia conjunta de impulso a proyectos con fondos europeos basada en la movilidad sostenible, la conservación de la biodiversidad y la modernización del modelo turístico.

Esta colaboración institucional tendrá continuidad en verano con la celebración de una cumbre valenciano-balear en los meses de junio o julio, si las circunstancias epidemiológicas lo permiten, en las islas, y se abrirá a la participación de agentes sociales, universidades y empresas.

La estrategia de impulso de proyectos identifica cuatro líneas de trabajo: el desarrollo de un clúster logístico intermodal que permita impulsar el transporte sostenible, el Corredor Mediterráneo y la conexión Madrid-Valencia-Palma; la adaptación al cambio climático y la conservación de la biodiversidad; la sostenibilidad, innovación y digitalización del modelo turístico; y la formación profesional.

La iniciativa enlaza con las prioridades de la Unión Europea para los fondos del Next Generation y el New Green Deal porque se orienta hacia la transición energética y ecológica, la lucha contra el cambio climático, la conservación de la biodiversidad, la cohesión socioeconómica y territorial, la digitalización y la innovación.
También encaja, al menos, en seis de las políticas palanca del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España.

Noticias relacionadas

La línea de trabajo relacionada con el clúster logístico tiene como objetivo modernizar las conexiones intermodales entre Baleares y la Comunitat Valenciana, tanto de mercancías como de personas, y potenciar la descarbonización del transporte marítimo.

Para ello, se plantean actuaciones como la mejora y modernización de las conexiones intermodales, el refuerzo del eje logístico y de la conectividad sostenible Madrid-Valencia-Palma y el incremento de la eficiencia energética y descarbonización del transporte marítimo.

Los proyectos de cambio climático y conservación de la biodiversidad buscan crear un corredor mediterráneo ecológico, una plataforma común para fomentar la investigación y la sostenibilidad con investigación sobre el mar y la búsqueda de potencialidades en la digitalización, aplicación de inteligencia artificial y robótica.

Se pretende también el fomento de un clúster de empresas en tecnología marina y economía azul y la atracción, retención y retorno de talento científico, investigador y empresarial en Baleares y la Comunitat Valenciana en las disciplinas relacionadas con la ciencia marina, el cambio climático y la economía azul.

El espacio marítimo entre ambas cuenta con dos activos ecológicos de máximo interés: el corredor de migración de cetáceos y las praderas de posidonia. Baleares es pionera a nivel europeo en protección de la posidonia, según ha destacado Armengol.

En sostenibilidad, innovación y digitalización para redefinir el modelo turístico, se pretende aprovechar los fondos de recuperación para conseguir un sector competitivo a través de una estrategia que sirva para amortiguar los impactos de la COVID-19, y para abordar los retos a los que ya se enfrentaba el sector.

En cuanto a la línea de trabajo basada en la respuesta a los retos y oportunidades de la formación profesional, se pretende, entre otras actuaciones, la creación de un foro permanente de intercambio y buenas prácticas formativas entre ambas regiones, cuyo PIB suma 150.000 millones de euros.

Armengol ha manifestado que defendido la periferia de España: «Tenemos muchas cosas que decir, y es importante que lo hagamos de forma consensuada y coordinada» con regiones como la valenciana.

Puig ha recordado que han sido varias las reuniones mantenidas entre ambos en los últimos seis años en Valencia y Palma y ahora se visibiliza «una alianza en positivo» por la coincidencia de intereses y cultural.