Las Islas tenían 1.172.333 habitantes el 1 de enero de este año, 1.172 más que un año antes. | Paula Berga

15

Más mortalidad, menos natalidad y cero movilidad. La combinación inesperada de estos tres factores provocó un estancamiento de la población de Balears durante el año de pandemia. En las Islas vivían a 1 de enero de este año 1.172.333 personas, lo que representa 1.172 más de las que vivían un año antes, según los datos del padrón que este martes publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Es un aumento imperceptible de tan solo el 0,1 por ciento –lo que de facto es una congelación del número de habitantes– y supone una ruptura de varias tendencias demográficas que se venían desarrollando en los últimos años. El cambio más significativo tiene que ver con la población extranjera. Balears perdió el año pasado un total de 262 residentes de otros países.

La suspensión de la movilidad, con medio mundo confinado, y la inexistente actividad económica durante meses provocaron que en 2020 apenas llegaran extranjeros a las islas en busca de oportunidades laborales. La crisis financiera del año 2008 tuvo como consecuencia una marcha de extranjeros, de vuelta a sus países de origen, pero la recuperación económica de los últimos seis años trajo consigo una nueva ola de inmigración que se cortó en seco el año de la pandemia.

Nacimientos y defunciones

Otra tendencia que se rompe tiene que ver con los nacimientos. Los índices de natalidad han ido cayendo de forma progresiva en los últimos años, pero en 2020 la cifra fue aún más llamativa. Con la mortalidad pasó lo contrario: el virus letal provocó un aumento significativo, a pesar de que Balears fue una de las comunidades donde la pandemia ha provocado menos muertes.

Por lo que respecta a la población extranjera, la comunidad mayoritaria sigue siendo la marroquí, con un total de 29.012 residentes. El año pasado creció ligeramente pese a las complicadas circunstancias económicas y sociales provocadas por el virus. Italia es el país europeo que aporta más residentes a las islas, un total de 21.274, mientras que la población de alemanes residentes en las islas siguió en descenso. En Balears viven 18.150 ciudadanos germanos, 640 menos que un año antes.

La sorpresa

La gran sorpresa de los datos que ayer ofreció el Instituto Nacional de Estadística viene de la población procedente del Reino Unido. Según estos datos, en las Islas vivían a 1 de enero de este año un total de 17.852 británicos, lo que supone un aumento de 1.861 residentes más. Se trata de una cifra especialmente llamativa si se tiene en cuenta que el total de la población de Balears aumentó en apenas 1.172 personas.

Pese a todo, Balears es una de las comunidades autónomas en las que se produjo un aumento de la población, algo que solo sucedió además en Andalucía, Cantabria, Castilla-La Mancha y Murcia.