Francina Armengol, durante su discurso.

7

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, ha pedido este viernes a los empresarios de Baleares que las ayudas directas de 1.000 millones de euros del Gobierno central para la comunidad autónoma, para hacer frente a la crisis motivada por la Covid-19, sirvan para «aguantar las plantillas».

Armengol ha formulado esta petición con ocasión del XV congreso ordinario de UGT de Baleares y ha invitado al sector empresarial a emplear estos recursos públicos para «aguantar» el tejido productivo balear y los puestos de trabajo.

Durante su intervención, la presidenta ha destacado los «muchos recursos públicos» dedicados por el Estado y el Govern para hacer frente a la crisis sanitarias y económica de la La presidenta de Baleares, Francina Armengol, ha pedido este viernes a los empresarios de Baleares que las ayudas directas de 1.000 millones de euros del Gobierno central para la comunidad autónoma, para hacer frente a la crisis motivada por la covid-19, sirvan para «aguantar las plantillas».
Armengol ha formulado esta petición con ocasión del XV congreso ordinario de UGT de Baleares y ha invitado al sector empresarial a emplear estos recursos públicos para «aguantar» el tejido productivo balear y los puestos de trabajo.
Durante su intervención, la presidenta ha destacado los «muchos recursos públicos» dedicados por el Estado y el Govern para hacer frente a la crisis sanitarias y económica de la covid-19, durante este último año «tan difícil».
Además, ha sostenido que la pandemia no ha disminuido en ningún caso la voluntad del Govern de mantener y profundizar en el «diálogo social» con sindicatos y organizaciones empresariales en las medidas que son necesarias adoptar.

La crisis, ha continuado, es una «oportunidad para repensar» hacia dónde se dirige Baleares y «acelerar» procesos como la digitalización, impulsar los derechos de los trabajadores y consolidar los servicios públicos que se ha comprobado que son tan necesarios como la sanidad, la educación y los servicios sociales públicos, así como la promoción de una «economía más verde». Covid-19, durante este último año «tan difícil».

Además, ha sostenido que la pandemia no ha disminuido en ningún caso la voluntad del Govern de mantener y profundizar en el «diálogo social» con sindicatos y organizaciones empresariales en las medidas que son necesarias adoptar.

La crisis, ha continuado, es una «oportunidad para repensar» hacia dónde se dirige Baleares y «acelerar» procesos como la digitalización, impulsar los derechos de los trabajadores y consolidar los servicios públicos que se ha comprobado que son tan necesarios como la sanidad, la educación y los servicios sociales públicos, así como la promoción de una «economía más verde».