Air Europa espera que se confirme, después de que finalice el verano, la operación de compra por parte de Iberia, que tiene que ser refrendada por Bruselas. | Redacción Local

4

Air Europa quiere aplicar un ERTE a la plantilla hasta 2023, según la documentación oficial que la compañía ha remitido a los representantes sindicales de los trabajadores esta semana, según informa Elconfidencial.

La misma fuente indica que la aerolínea recortará un 30 % el sueldo de los 5.000 trabajadores del grupo turístico. La compañía, además, se está planteando la posibilidad de solicitar un segundo rescate a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) si no se remonta la demanda en los próximos meses. Air Europa ya ha pactado una ayuda del Gobierno de 475 millones, de la que le falta cobrar una parte.

«Las medidas a adoptar, tras el análisis de la evolución de la compañía y la experiencia empresarial en la formulación de las previsiones, pueden permitirnos afirmar con rotundidad que es necesario que la dirección de Air Europa establezca una senda adecuada y sus posibles correcciones», indica la documentación a la que ha tenido acceso Elconfidencial.

Dentro de los reajustes, las medidas laborales pasan por recortar los sueldos fijos, los variables, los complementos lineales, las primas, las promociones, los planes de pensiones, así como otros pluses.

Además, con el objetivo de recortar gastos, también se plantea rebajar la categoría de los hoteles donde se hospeda la tripulación de Air Europa. Se suprimen los hoteles de cinco estrellas y las tripulaciones recibirán menos dinero en dietas durante los viajes. También se ahorrará dinero en uniformes.

Semana Santa

La compañía registra unos niveles de ingresos mínimos en el último año por la pandemia, circunstancia que se ha agravado en este primer trimestre por el estado de alarma y los cierres perimetrales decretados en las comunidades autónomas para controlar la expansión de contagios del coronavirus.

Esta circunstancia es la que ha propiciado que la compañía se haya visto obligada a tomar decisiones drásticas en la última semana, porque toda la programación prevista para la Semana Santa se ha caído. Esto ha repercutido negativamente en la cuenta de resultados de las empresa, más aún cuando no se ha hecho efectivo la segunda transferencia de dinero a la aerolínea por parte de la SEPI, que asciende a cien millones de euros.

Compra de Iberia

Más de un año después del primer acuerdo para que Iberia se hiciera con Air Europa, con el pago de 1.000 millones de euros en efectivo, la operación fue refrendada a finales de enero con las nuevas condiciones que ha impuesto la crisis del coronavirus. La aerolínea del holding IAG anunció la compra de Air Europa por 500 millones a pagar en efectivo sin intercambio accionarial.

Tanto Iberia como Air Europa esperan que se confirme la operación, ya que ello «revitalizará el centro de distribución de tráfico aéreo (hub) de Madrid y reforzará la sinergías operativas de ambas compañías», según indicaron ayer fuentes de la aerolínea con sede en Llucmajor.

El anuncio del ERTE ha provocado la lógica alarma entre los trabajadores de Air Europa, principalmente en los que realizan su actividad en la sede central de Globalia en Mallorca y en los aeropuertos de Son Sant Joan e Ibiza.