La presidenta Armengol, en rueda de prensa. | M. À. Cañellas

49

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha asegurado este miércoles que Baleares tendrá una temporada turística mejor que la de 2020. Además, ha subrayado que las islas tienen los niveles de contagio más bajos del Mediterráneo, y que Grecia y Turquía nos superan por cuatro veces.

Armengol ha insistido en que «a partir de abril y junio seremos el destino turístico líder en el Mediterráneo» y que en Baleares se realizará «una desescalada lenta y muy controlada para evitar repuntes de contagios», como pasado el pasado año.

La presidenta cree que Baleares será «la primera comunidad en salir de la crisis si seguimos esta tendencia de contagios». «Estamos llegando al final del túnel y el mercado alemán volverá a ser nuestro principal mercado emisor otra vez y esperamos que se confirme este viernes la decisión del gobierno alemán de levantar el veto a Baleares por los bajos niveles de contagio».

Relajación

La presidenta ha llamado la atención sobre el hecho de que Baleares fuera la única región española que renunció a la relajación en Navidad «como hicieron en Alemania y que ha demostrado su eficacia». «La precaución por tanto da frutos», ha afirmado.
Ha indicado que el archipiélago es una de las comunidades que más pruebas de detección de covid-19.

Armengol se ha anunciado que Baleares seguirá «aplicando la máxima cautela durante la primavera pese a que las cifras de contagios bajan» y comprobando «el efecto de cada paso hacia la reapertura antes de dar el siguiente».

En su opinión, ese es «el camino que ha de conducir a un verano que debe ser mucho mejor que el anterior». El Govern ya trabaja con turperadores, aerolíneas y agencias del mercado alemán, «con el objetivo de que las islas sean a partir de abril y, especialmente desde junio, el destino líder del Mediterráneo, como antes de la pandemia».

Baleares ya ha iniciado las primeras fases de vacunación masiva de la población y seguirá acelerando el ritmo en abril y mayo, ha dicho Armengol, con la intención de «llegar a junio con la confianza de que el población de mayor riesgo está vacunada».

La presidenta ha destacado que las islas cuentan con la experiencia del proyecto piloto de reactivación del turismo que se llevó a cabo el verano pasado. «Hoy sabemos que no hubo ningún brote de contagio en nuestros establecimientos turísticos», ha subrayado.

A preguntas de los medios alemanes sobre si se puede viajar a Baleares en Semana Santa, Armengol ha insistido en que el foco del Govern está en el verano: «Nuestra idea es asegurar la temporada turística».

Ha precisado que los hoteles de la comunidad autónoma no tienen restricciones de apertura. «Si hay aviones que vengan y no tienen restricción desde Alemania, se puede viajar a nuestra comunidad autónoma, con las restricciones que están teniendo los residentes de las islas, que se tienen que seguir por los turistas», ha añadido.
Además ha recordado que el Gobierno alemán mantiene la cuarentena al regreso.
Armengol ha explicado que el Govern trabaja para establecer corredores seguros con Alemania y además es «totalmente favorable» al llamado certificado de vacunación y de hecho ha pactado con el Gobierno español que «cuando esté implantado, Baleares sea territorio piloto para hacer las pruebas».

«Creo que nos da seguridad», ha dicho sobre dicho certificado que «es una forma más de garantizar una movilidad segura». Ha defendido la necesidad de compartir la estrategia de movilidad en toda Europa, algo que considera «uno de los errores del año pasado que no se debe repetir».

El conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, ha añadido que la reapertura de los flujos turísticos con Baleares se llevará a cabo «con las máximas medidas de seguridad en todas las islas» y además insistiendo en las medidas de sostenibilidad social y medioambiental y la mejora del destino.