Imagen de la reunión de la Mesa de Diálogo Social. | CAIB

19

Los bares y restaurantes de Mallorca podrán abrir las terrazas hasta las 17:00 horas todos los días de la semana, momento de la última consumición y se dará un margen para que la gente pueda salir. Así, lo ha aprobado este jueves la Mesa de Diálogo Social, presidida por la presidenta del Govern, Francina Armengol. Además, sólo podrán mantener el 50 % del aforo y mesas de cuatro personas de hasta dos núcleos de convivencia diferentes.

En cuanto a las reuniones sociales, se permitirán de un máximo de seis personas, pertenecientes a dos núcleos de convivencia; se podrán reunir tanto en interiores como en exteriores. El toque de queda se mantiene a las 22:00 horas. Se permite la reapertura de los clubs de gent gran sin servicio de bar y con muchas restricciones.

Por su parte, el aforo de los grandes comercios se amplía hasta el 50 %, pero los fines de semana permanecerán cerrados para evitar la movilidad y la concentración de muchas personas. «La capacidad de un centro comercial es muy alta y aunque sean el 50 % aglutina a mucha gente en el mismo sitio», ha argumentado. El cierre de todo el comercio se mantiene a las 20:00 horas.

Además, se abren los gimnasios con un aforo del 30 % de actividades dirigidas de baja intensidad de hasta seis personas y el aforo del 30 % de las salas de musculación para las máquinas que no son cardiorrespiratorias; se tendrán que hacer con mascarilla y guardando la distancia. Los vestuarios se podrán utilizar con un aforo del 30 % y con mascarilla, pero las duchas estarán cerradas. Además, se amplían de seis a diez las personas que pueden participar en excursiones.

Noticias relacionadas

En el sector cultural se mantienen las restricciones, con la salvedad de que se podrán realizar en espacios diferentes a lo habituales. También se permiten los congresos, reuniones de negocios y conferencias, limitados a 50 personas en espacios interiores. Se mantiene la prohibición de las ferias y fiestas.

Todas las medidas entran en vigor este sábado, salvo las de la restauración y las reuniones sociales que lo harán el martes día 2, y se mantendrán durante 15 días. Armengol ha asegurado que «nos equivocamos cuando confundimos desescalada con relajación social» y ha advertido que «las desescaladas son los momentos más peligrosos», así como que pueden estropear meses de trabajo. En este punto, ha dejado claro que si repuntan los contagios volverán a aumentar las restricciones rápidamente.

Preguntada por si los interiores de los bares y restaurantes se podrán abrir dentro de 15 días, ha respondido que no puede aventurar lo que sucederá en dos semanas. «Plantemos una desescalada lenta y con mucha cautela», ha manifestado. El objetivo es conseguir una incidencia acumulada a 14 días por debajo de los 50 casos por cada 100.000 habitantes.

Armengol ha señalado que son medidas que se han determinado desde el rigor sanitario y desde el diálogo con los agentes sociales. Aunque la vacuna avanza y Baleares vuelve a ser de las comunidades con menos casas, ha advertido que «el virus sigue entre nosotros» y ha pedido a hacer un esfuerzo más porque «las próximas semanas nos jugamos el resto del año. Por ello, las medidas son rigurosas y seguirán entre las más restrictivas de España, alineadas con países como Alemania». En este punto, ha argumentado que la amenaza de la cepa británica y la proximidad de la temporada turística obligan a ser muy prudentes.

La presidenta ha asegurado que en abril llegarán más vacunas y ha argumentado que es fundamental tener pocos casos para poder rastrearlos mejor. En este punto, ha pedido disculpas por los errores cometidos, que ha reconocido que han sido muchos, de los que ha asegurado que también han aprendido. Por ello, ha asegurado que es fundamental no repetirlos.

Armengol ha anunciado estas medidas de la desescalada tras presidir la Mesa de Diálogo Social. Por parte de los agentes sociales han asistido la presidenta de la CAEB, Carmen Planas; el presidente de la PIMEB, Jordi Mora; el secretario general de UGT, Alejandro Texías; y el secretario general de CCOO, José Luis Garcia.

Por parte del Govern también han estado presentes el vicepresidente de Transició Energètica, Juan Pedro Yllanes; la consellera d’Hisenda, Rosario Sánchez; el conseller de Model Econòmic, Iago Negueruela; y la consellera d’Afers Socials, Fina Santiago.

Reacciones de los sectores afectados

La presidenta de CAEB ha puesto de manifiesto la importancia de tener el control de la pandemia y avanzar en la vacunación. También ha reclamado que lleguen cuánto antes la ayudas directas a las empresas.

El presidente de PIMEB ha respaldado las medidas, aunque ha precisado que le habría gustado que la desescalada fuera más rápida y ha pedido una revisión semanal, en lugar de quincenal.

UGT ha mostrado su apoyo al Govern y ha reclamado prudencia. CCOO ha calificado de buena noticia poder comenzar a abrir actividades, porque es gente que sale de los ERTE. Además, ha destacado que el acuerdo se ha adoptado por unanimidad.

Semana Santa

De cara a Semana Santa, la presidenta ha manifestado que se tendrán que hacer muchas reuniones antes y ha puesto de manifiesto que el primer objetivo es salvar vidas, pero ha asegurado que son conscientes de que también hay que salvar puestos de trabajo, a los trabajadores y a los empresarios.

En este sentido, ha insistido en la necesidad de mantener la incidencia acumulada a 7 días por debajo de 50 -en estos momentos se cumple-, por lo que ha llamado a la prudencia porque la variante británica hace que se aceleren los contagios.

Armengol ha reconocido que le preocupa cómo controlar la situación sanitaria y realizar la reapertura de la actividad económica. En este sentido, ha insistido en el que objetivo es evitar una cuarta ola de la pandemia.

En cuanto al pasaporte de vacunación, ha respondido que «apostamos que la movilidad y la reapetura sea pactada, segura y compartida. La estrategia no sólo tiene que ser con vacunación, sino también con corredores seguros, entre territorios con incidencia acumulada semejante». «El pasaporte de vacunación es un instrumento que está trabajando el Gobierno de España y nosotros hemos propuesto que Baleares sea donde empiece a funcionar inicialmente».

Calendario de vacunación

Preguntada por el plan de vacunación, ha asegurado que en Baleares se está cumpliendo y ha argumentado que el motivo por el que las Islas reciben menos vacunas es porque tienen menos población envejecida. «La dosis no se reciben por población, sino por grupos diana», ha explicado. En este sentido, ha argumentado que habrá un momento que Baleares recibirá más dosis que otras regiones.

«El drama es que no se producen tantas vacunas como las que somos capaces de administrar en toda Europa», ha señalado.