Explotación de menores del IMAS

Exdirigentes del IMAS dicen que había casos de abusos pero no explotación sexual de menores

| Palma |

Valorar:
Fachada de la sede del IMAS.

Fachada de la sede del IMAS.

El que fue el presidente del IMAS entre los años 2007 y 2010, Jaume Garau, señaló este jueves ante la comisión política que investiga el escándalo de los menores tutelados que sí conocía la existencia de casos de abusos (eran el 80 por ciento de los casos de maltrato) pero no de explotación sexual. Garau estrenó este jueves junto a otros tres dirigentes políticos de menor rango las comparecencias de políticos ante la comisión, que hasta la fecha solo había citado a técnicos y trabajadores de entidades que trabajan con niños.

«Casos de abusos sí que había, sobre todo procedentes del entorno próximo del menor, pero nadie puso sobre la mesa la existencia de explotación sexual. ¿Existía? No lo se, pero si existía no lo sabíamos», señaló el expresidente del IMAS, que añadió que entonces la «explotación» les parecía propia de lugares lejanos. Respecto a los abusos, dijo que sí conocían casos y que les causaban «mucha preocupación», pero que se les daba «una respuesta aceptable».

Comparecientes

Los demás comparecientes fueron Pepa Ramis, que fue la vicepresidenta del IMAS aquella legislatura, y Gori Estarellas y Antonio Muñoz, que estuvieron al frente de la Direcció Insular de Menors. Con la ausencia del PP y Vox, que rechazan participar en esta comisión, los comparecientes respondieron las preguntas de representantes del PI, Cs, Més, Podemos y PSIB.

Los dirigentes del IMAS declararon que la inmensa mayoría de casos de abusos eran tramitados por los técnicos y que ellos solo tenían constancia de los más graves o de los que entrañaban algún problema con otras instituciones. También señalaron que los casos en que había indicios de delito se denunciaban.

Gori Estarellas –de rango inferior a Garau– dijo que él sí tuvo constancia de un caso de explotación sexual, solo uno, que supuso la intervención de la policía y en el que se decidió enviar a la menor a la Península. Antonio Muñoz admitió que «probablemente no había suficiente formación» para enfocar los casos de abusos como tales y que se trataban, según los protocolos, como un tipo de maltrato.

Una pregunta que no quedó claramente respondida la hizo la representante de Podemos, que preguntó cómo podía saberse que no había casos de explotación sexual si no se sistematizaban protocolariamente.

Los comparecientes defendieron su gestión. Pepa Ramis aseguró que durante su mandato «se puso orden» en el IMAS, que se mejoró la atención a los menores y que el presupuesto para este servicio se duplicó, pasando de 12 a 25 millones de euros.

El próximo jueves, los dirigentes del PP

El 25 de febrero están citados a declarar Catalina Cirer, que presidió el IMAS entre 2011 y 2015, el entonces vicepresidente, Toni Mesquida, y Teresa Martorell, que ocupaba la Direcció Insular de Menors. En la sesión del 4 de marzo comparecerán sus homólogos de la legislatura 2015-2019 (Margalida Puigserver, Caterina Mas y Magdalena Gelabert) y el 11 de marzo los del actual ejercicio, que son Javier de Juan, Jaume Tortella y María de los Ángeles Fernández. La comisión política se ha marcado el objetivo de publicar las conclusiones a mediados de abril.