La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, y la presidenta del Govern, Francina Armengol, se han reunido en Madrid. | CAIB

10

Baleares recibirá vacunas contra la COVID-19 de forma masiva a finales de marzo, al igual que al resto de comunidades autónomas. Este es el compromiso que ha adquirido este jueves la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, con la presidenta del Govern, Francina Armengol, tras su reunión en Madrid.

Además, la jefa del Ejecutivo ha asegurado que se avanza en una estrategia para la reapertura segura del turismo. «Será importante mantener incidencias bajas en Baleares, poder tener un ritmo de vacunación alto y esta forma de viajar compartida para que los turistas puedan llegar a nuestra Comunidad Autónoma y nos permita reactivar nuestra economía», ha expresado la presidenta después de las reuniones.

La presidenta del Govern ha afirmado que están trabajando junto al Gobierno de Pedro Sánchez para que «este verano haya temporada turística» en el Archipiélago, si bien ha reconocido que es «imposible» determinar una «fecha exacta».

Noticias relacionadas

Aunque Baleares está «cumpliendo» y está rebajando día a día la incidencia de la COVID-19 entre su población, Armengol ha explicado que también hay que analizar cuál es la situación epidemiológica en los países emisores de Baleares, principalmente Gran Bretaña y Alemania.

Baleares apuesta de cara a la temporada turística por un pasaporte de vacunación para que los ciudadanos se muevan en la Unión Europea (UE). De no ser posible, el Ejecutivo balear defiende que los turistas puedan desplazarse con facilidad con la presentación de las correspondientes de pruebas que certifiquen que no están infectados por este virus. En este sentido, ha recalcado que existen otras medidas para viajar de manera segura, como son los controles a puertos y aeropuertos que ya se llevan a cabo en Baleares.

Sobre el estado de alarma, Armengol ha dejado claro que «no hay que tener prisa» para levantarlo porque es un paraguas para que las comunidades tomen las medidas restrictivas legales necesarias para frenar la pandemia. «Primero tenemos que tumbar bien esta tercera ola en España y luego iremos paso a paso para revertir la situación», ha propuesto.