Imágenes del desalojo. | Alejandro Sepúlveda

40

Tensión, nervios y algún empujón que otro en el transcurso del desalojo parcial de un edificio en la calle Jaume Ferrer número 6, en la Lonja. La plataforma Stop Desahucios Mallorca ha movilizado a más de una decena de personas con la intención de paralizar los cinco lanzamientos previstos.

A las 11:00 horas, una comitiva judicial, escoltada por más de una decena de agentes de la Policía Local de Palma y del Cuerpo Nacional de Policía irrumpían en la calle con la intención de proceder al desalojo del inmueble.

Tras más de una hora de intensas negociaciones, la comitiva judicial decidió que las plantas segunda y cuarta tenían que abandonar el edificio, mientras que los inquilinos de la primera, cuarta y bajos podían permanecer de forma temporal. Todo ello porque esas personas habían presentado la documentación que el juzgado les había solicitado.

Los ocupantes de la planta segunda parece ser que habían encontrado otro lugar para residir y abandonaron el lugar de forma totalmente pacífica. Mientras tanto varias familias de la cuarta planta fueron obligadas a que salieran del inmueble por orden judicial y bajo la atenta mirada policial.

Por su parte, la plataforma permanece en el lugar para asegurarse de que la propiedad no les corte el suministro de agua y luz a los inquilinos que quedan en el edificio. También quieren asegurarse de que entreguen llaves de la puerta de entrada comunitaria a los residentes de las plantas cuyo desahucio ha sido paralizado de forma temporal.

Durante toda la mañana se han producido algunos momentos de tensión pero no se han registrado detenciones ni tampoco ha habido cargas policiales.