Una voluntarias de la protectora de Son Reus ha denunciado públicamente en redes sociales el mal estado en el que se encuentra uno de los perros, herido y encerrado en una jaula.

Sylvia Romera pide ayuda a través de Twitter para solventar la situación en la que se encuentra el animal. Junto al mensaje ha compartido una fotografía del can en la que se le puede ver con un vendaje en el cuello y restos de sangre de la herida.

Fuentes del Ajuntament de Palma han salido al paso para señalar que las fotos publicadas por Romera se realizaron «hace unos diez días» y que el animal ya está en perfecto estado. La fotografía que aparece debajo de estas líneas corresponde a este viernes y ha sido enviada por los responsables municipales.

Esta denuncia no se trata de un caso aislado, ya que el pasado mes de octubre varios voluntarios de la protectora presentaron un contencioso administrativo por el mal estado de la perrera municipal de Son Reus, en Palma, según ha informó su abogado Juan Alemany Garcías.

El abogado explicó en su momento que las deficiencias más graves de la perrera son que las jaulas no tienen la limpieza necesaria, así como hay riesgos de fugas de los animales o que no hay insonorización.