El órgano de fiscalización ha analizado el control financiero de la escuela concertada. | Efe

27

Duro varapalo de la Sindicatura de Comptes al Govern por no fiscalizar como toca qué hacen los colegios concertados con el dinero que les subvenciona y por no verificar que la enseñanza en estos centros es gratuita en su concepto más amplio.

El órgano de fiscalización de las entidades públicas de las Islas acaba de presentar el informe en el que lleva trabajando más de un año. Su propósito era comprobar si, como marca la ley, estos centros son gratuitos o bien cobran por una parte de la enseñanza.

Hay un reproche directo al Govern por su falta de información. La Sindicatura señala que ello ha supuesto que no se haya podido analizar el grado de cumplimiento de los centros concertados respecto a la rendición de información de las actividades extraescolares y servicios complementarios.

«Tampoco se han podido analizar los procesos que ha seguido la Conselleria respecto a los importes que deben abonar los padres, ni tampoco comprobar si se vigilan como consecuencia de reclamaciones que formulan las familias y si estas se formulan de forma frecuente o puntual».

Señala que la Conselleria no ha realizado los requerimientos necesarios para ampliar la información de los servicios y actividades complementarias y extraescolares que se presentan de forma incompleta.

La Sindicatura ha analizado los centros Aixa-Llaüt, La Salle, San José Obrero, Santa Mónica, Madre Alberta y CIDE. De cuatro de ellos, todos menos Aixa-Llaüt y La Salle, señala que no hay constancia de que el Consell Escolar haya aprobado los precios de las actividades complementarias que suponen la percepción de cantidades por la prestación. También señala que Madre Alberta ofrece un conjunto de servicios complementarios sin dar opción a elegir uno de estos servicios, cosa que también sucede con el conjunto de actividades extraescolares de ampliación de la educación ordinaria.

Poca colaboración de los centros que se han analizado

El informe de la Sindicatura de Comptes también hace un reproche a los centros educativos concertados que ha analizado: asegura que han tenido poca colaboración para realizar su estudio ya que no les han enviado toda la información. Por eso, precisa que el informe se ha realizado con limitaciones, Los representantes de la escuela concertada ya protestaron cuando la Sindicatura les solicitó la documentación porque aseguraron que sus cuentas están controladas por intervención.