Una sentencia que tardó más de diez años en recorrer la distancia entre los juzgados de Via Alemania ha sido anulada ahora por la Audiencia Provincial. | Alejandro Sepúlveda

10

Una sentencia que tardó más de diez años en recorrer la distancia entre los juzgados de Via Alemania ha sido anulada ahora por la Audiencia Provincial: todos los hechos han prescrito. El asunto tiene una vuelta de tuerca recambolesca más: el juicio había sido una conformidad pero la magistrada que la dictó obvió ese acuerdo entre la Fiscalía y las acusaciones y optó por absolver a los dos acusados. El documento no le llegó al ministerio público hasta noviembre de 2020, cuando la vista se había celebrado en junio de 2009. Así, cuando la Fiscalía ha querido recurrir porque no se había respetado el pacto se ha encontrado con que la causa ha prescrito.

Los acusados eran dos hombres que se dedicaban a vender DVD pirateados en Playa de Palma. Hace una década existía el top manta. Sus defensas acordaron con la Fiscalía una pena menor de seis meses de cárcel y a pagar una indemnización de 23.000 euros a la productora Lauren Films. Como ocurre siempre en estos juicios, se renunció a introducir cualquier prueba en el juicio. Ahí se produce el primer error: en la sentencia consta que las defensas pedían la absolución y no que concordaban la versión de la acusación pública. Al no haber prueba alguna, los dos fueron absueltos. Fiscalía recurrió la sentencia de forma inmediata una vez le fue notificada, casi cinco años después de que hubiera prescrito.

La sentencia de la Audiencia da la razón al ministerio púbico y considera nula la absolución por no respetar la conformidad y haber privado así a la Fiscalía de la posibilidad de presentar prueba de cargo contra los dos acusados. Sin embargo, a la vista del tiempo transcurrido, las magistradas de la Sección Segunda acuerdan de oficio la prescripción de los delitos. La única vía abierta que queda en el caso es la posibilidad de que el perjudicado reclame su indemnización por la vía civil, algo improbable ante el tiempo transcurrido y que el top manta ya no es una preocupación de las distribuidoras.