Imagen de la rueda de prensa de este viernes. | Jaume Morey

8

La Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (Pimem) ha pedido este viernes al Gobierno central que aplique una quita de hasta el 40 por ciento en los créditos ICO, pues considera que esta medida, además de acelerar la recuperación económica, permitiría rescatar a los sectores productivos y evitaría tener que rescatar a la banca.

El presidente de la Federación, Jordi Mora, ha asegurado que esta reducción de los créditos ICO, que han generado una financiación de unos 110.000 millones de euros, significaría un rescate empresarial de 44.000 millones de euros, una cifra inferior al coste que supuso el rescate de la banca de la crisis de 2008.

En una rueda de prensa, Mora ha explicado que estos créditos «no dejan de ser un préstamos normales con un aval del Estado», lo que significa que «el empresario responde al 100 por cien y, si no puede devolver su ICO, el banco le va a reclamar el dinero hasta agotar todas las vías posibles para recuperarlo».

«Si el empresario avala este crédito personalmente, tendrá que devolver el ICO con su propio patrimonio, y una vez que el banco no haya podido recuperar el 100 por cien, irá al Estado a reclamar el 80 por ciento», ha añadido Mora, quien ha remarcado que esta quita facilitará a los negocios más margen de maniobra.

Según la patronal, una conversión del programa de avales ICO en ayudas directas a las pequeñas y mediana empresas evitaría un problema de insolvencia «descontrolado» y aceleraría la recuperación económica del país, además de facilitar el acceso de estos negocios a los Fondos Europeos.