El tráfico de pasajeros ha sido uno de los más afectados por la pandemia, según remarca Ports de Balears. | Efe

1

El efecto de la pandemia a nivel global es indiscutible, y se expresa en datos concretos a nivel local. Un ejemplo es la incidencia de la crisis económica y social del coronavirus en el tráfico de mercancías en los grandes puertos comerciales de Baleares, donde estas alcanzaron el pasado 2020 las 12.327.169 toneladas, experimentando así un descenso del tráfico de un 24 % menos con respecto a un año antes.

Según se desprende de las estadísticas de tráfico de la Autoritat Portuària de Baleares (APB), el descenso de los tráficos de mercancías ha afectado a todos los puertos, y la causa clara y directa fue sin duda debido la situación sanitaria y las limitaciones de movilidad a las que dio paso. Así, las cifras muestran que el descenso de mercancías ha sido general en todos los puertos, con un 24 % en el puerto de Palma, un 27 % en el puerto de Mahón, un 30 % en el de Alcúdia, un 25 % en el puerto de Ibiza y un 16 % en el puerto de la Savina de Formentera.

Por partidas, en mercancía general (bienes de consumo), han sido más de 10 millones las toneladas registradas en total en 2020 bajando con respecto a 2019 un 20%, correspondiendo 7.066.534 toneladas al puerto de Palma (-22%); 2.217.306 al puerto de Ibiza (-24%), 236.118 al puerto de la Savina (-13%) y 410.124 al de Mahón -23%. Una excepción es el puerto de Alcúdia, donde se ha incrementado el movimiento de mercancías generales respecto a 2019 en un 21 %, pasando de 740.731 toneladas a 893.245 en 2020.

En cuanto a graneles líquidos, básicamente combustibles, el total en Baleares experimenta un descenso del 37 %, especialmente en Ibiza con una bajada del 44 %, seguida de los puertos de Palma (36 %), Mahón (36 %) y Alcúdia (24 %).

El volumen de graneles sólidos como el carbón, cereales, sal o materiales de construcción, cae a más de la mitad (-57 %) en total, con una bajada significativa en la Savina (-80 %) y en Alcúdia (-73 %), y de una manera más moderada en Mahón (-34%) Palma (-17%) e Ibiza (-2%).

Pasajeros

El tráfico de pasajeros ha sido uno de los más afectados por la pandemia, según remarca Ports de Balears. De este modo si analizamos el número de pasajeros de los cinco puertos, a lo largo de 2020 ha sido de 3,8 millones, un 60 % menos que en 2019, de los cuales 3,6 millones corresponden a líneas regulares (-47 %), y 156.757 a cruceros (-94,12 %), todos ellos durante los meses de enero y febrero, previos a las limitaciones impuestas por la pandemia.

Todos los puertos gestionados por la APB han visto reducido el número de pasajeros, principalmente Palma, con un 76 % menos, Mahón e Ibiza con una bajada del 54 %, la Savina (-52 %) y Alcúdia (-45 %), unas pérdidas que Puertos del Estado prevé que durante el presente ejercicio se recupen de forma gradual hasta alcanzar cifras similares a 2019.