La consellera d'Afers Socials, Fina Santiago. | Redacción Local

19

El Consell de Govern ha aprobado este lunes un cambio de gestión de la renta social garantizada para agilizar su pago, según ha informado la consellera d'Afers Socials, Fina Santiago. A partir de ahora, de forma extraordinaria, se acompañará de una declaración responsable en la que el solicitante asegura que cumple todos los requisitos.

El demandante de la ayuda tendrá una resolución estimatoria en cuestión de días y, posteriormente, se realizará la revisión. Si todo es correcto, los pagos continuarán, pero en el caso de haber fraudes se reclamará la cantidad abonada.

Santiago ha precisado que este lunes se ha aprobado un decreto ley para llevar a cabo este cambio normativo que permitirá agilizar los pagos a las personas que los necesita.

En los últimos dos meses han entrado 1.300 solicitudes de familias a las que se les ha desestimado el Ingreso Mínimo Vital. Debido al volumen de peticiones, el Consell de Govern ha aprobado el decreto que modifica el artículo 29 de la ley que regula la Renta Social Garantizada para que durante 2021 la solicitud se apruebe directamente si se presenta la declaración responsable que asegura que se cumple con los requisitos de acceso.