Imagen de archivo del centro penitenciario de Palma. FOTO: Alejandro Sepúlveda

El centro penitenciario de Palma ha confinado el Módulo de mujeres tras detectar un positivo en COVID-19 el pasado 8 de enero. La interna que dio positivo por coronavirus es una mujer que sale tres veces por semana al hospital Son Espases, según han informado fuentes penitenciarias. Este fin de semana le han vuelto a hacer la PCR y ha dado negativo.

Los sanitarios, tras este positivo, practicaron pruebas PCR a unas sesenta reclusas, que han arrojado un resultado negativo. El Módulo permanecerá en cuarentena hasta el próximo 21 de enero.

Noticias relacionadas

Las presas, según las mismas fuentes, hacen vida normal dentro del departamento, pero no pueden salir a realizar actividades en el exterior del recinto.