El presidente de Pimeco, Toni Fuster.

3

La Asociación de Pequeño y Mediano Comercio de Mallorca (Pimeco) reclama al Govern y al resto de administraciones públicas ayudas directas a empresarios del sector y sus trabajadores para paliar el impacto de la crisis de la covid por un valor total de 100 millones de euros.

En concreto, solicita que se abonen, como mínimo, 3.000 euros a cada trabajador y 30.000 euros por tienda o parque infantil a los afectados por las restricciones preventivas ante la pandemia.

En un comunicado, Pimeco señala que se suma a las reivindicaciones del sector de la restauración ante «los efectos devastadores que la pandemia está provocando en el pequeño y mediano comercio» de Mallorca.

«Entendemos que la situación sanitaria es muy grave y que las autoridades tienen que aplicar medidas, pero no nos pueden dar la espalda», sostiene el presidente de la asociación patronal, Toni Fuster.

Además de las ayudas directas, Pimeco solicita «un plan de dinamización del comercio y un plan de vacunación ágil».