La consellera de Salut, Patricia Gómez. | Jaume Morey

48

La consellera de Salut, Patricia Gómez, ha asegurado este martes que «habitualmente 15 días no son suficientes para ver el efecto» de las nuevas restricciones que se han aprobado, que en el caso de Mallorca e Ibiza suponen el cierre de la restauración, de los centros comerciales -salvo alimentación-, los gimnasios y la prohibición de reunirse con no convivientes.

Aunque no lo ha asegurado explícitamente, ha dado a entender que lo más probable es que sea necesario volver a prorrogar las restricciones -vigentes desde este miércoles y hasta el 30 de enero-. En este sentido, ha argumentado que «esta semana y principios de la que viene aún tendremos las consecuencias de las medidas anteriores».

Noticias relacionadas

No obstante, la titular de Salut ha asegurado que se realizarán todos los consells de govern que sean necesarios con la finalidad de evaluar la situación epidemiológica en cada momento.

Preguntada por si hay posibilidades de adoptar más medidas antes de un confinamiento domiciliarios, Gómez ha respondido que «siempre se puede ser más restrictivo». En este punto, ha manifestado que el conjunto de España ha comunidades en las que la incidencia acumulada ha variado desde el 31 de diciembre hasta un 100 %; las Islas lo han hecho un 12 %.

Aunque ha señalado que en Baleares la situación parece más estable, ha precisado que «no nos podemos estabilizar en una situación de 600 casos diarios»; ha advertido que estas personas ingresarán, unas en planta y otras en UCI.