Material deportivo, en la sala de un gimnasio. | Pixabay / resultzgym

39

La asociación de empresarios de instalaciones deportivas de las Islas Baleares AEIEB ha enviado un comunicado este lunes para alertar al Govern de la grave situación que atraviesan y de cómo el nuevo cierre de dichos espacios, a partir de la entrada en vigor este miércoles de las nuevas medidas, les «condena a muerte».

AEIEB asegura que «el sector del fitness, y el deportivo en general, ha aplicado con responsabilidad y gran esfuerzo económico todas las medidas que las autoridades sanitarias nos han solicitado. Somos espacios seguros. Esta afirmación está avalada por los hechos y estadísticas del Ministerio de Sanidad: no hay focos de contagio en las
instalaciones deportivas».

Prohibidas las reuniones de no convivientes en Mallorca Prohibidas las reuniones de no convivientes en Mallorca

Entre otras cuestiones, señalan, esto ha sido gracias a que «PIMES y autónomos han realizado un gran esfuerzo económico a la hora de adaptar sus negocios a los requerimientos de la pandemia, mientras la caída de la demanda está generando una situación de inviabilidad. Los daños a nuestra industria en muchos casos son irreversibles».

En el comunicado, la asociación exige que «para paliar el impacto de las restricciones que están en vigor hace meses, la Administración adopte urgentemente medidas de apoyo adecuadas, para evitar la desaparición del tejido productivo del sector deportivo» y cita algunas de ellas:

. Ayudas para cubrir las pérdidas acumuladas e insostenibles, como han hecho
Comunidades y Países vecinos.

. Exención de impuestos autonómicos y tasas municipales.

. La petición por parte del Govern al Gobierno del Estado de la bajada del IVA del 21% a un IVA reducido del 10%.

Noticias relacionadas

. La creación de una mesa de trabajo sectorial útil, en la que poder discutir las medidas y encontrar entre todos las mejores soluciones para los próximos meses. «No podemos continuar tolerando esta situación, es insostenible. Los recursos económicos
y nuestras fuerzas se están acabando. Ya hemos llegado al límite», sostienen. «Somos un servicio esencial y queremos ser reconocidos como tal. El deporte es salud», concluyen.