Un aula vacía. | Efe

71

El sindicato ANPE se ha hecho eco de la queja de docentes a la Conselleria de Educación por el frío que están pasando profesores y alumnos tras retomarse las clases el pasado viernes y tener que mantener abiertas las ventanas para evitar la pandemia de la covid-19.

Tras la vuelta al colegio en este segundo trimestre escolar, en pleno invierno, muchos profesores han hecho llegar al sindicato que sus alumnos pasan frío porque es necesario mantener las aulas ventiladas como medida preventiva.
Por ello, ANPE pide a Educación que tome las medidas oportunas si pretende que las clases sean presenciales.

«A la Conselleria se le ha olvidado por completo que en invierno hace frío; nos parece sorprendente su falta de previsión, si la intención es mantener los centros abiertos y ventilados, no se han dado instrucciones para combatir las bajas temperaturas», ha criticado ANPE.

Muchos alumnos han empezado las clases este viernes pasado, pero aún quedan 120 centros por abrir a partir de este lunes, advierte este sindicato, que está llevando a cabo una encuesta para conocer en qué condiciones están trabajando los profesores.

Algunos afiliados de ANPE han advertido que dar clase con las ventas abiertas supone tener en el aula una temperatura de 8 u 9 grados, lo que contradice la normativa laboral, que aconseja un ambiente de entre 17 y 29 grados centígrados.

Por todo ello exige al departamento de Planificación y Centros que «tome las medidas oportunas para resolver esta situación» y que prevenga del virus, pero «también del frío invernal».