Imagen de la llegada de la vacuna contra la COVID.

15

La titular de Salut ha reconocido este domingo que el temporal Filomena podría ocasionar retrasos en la llegada de la vacuna contra la COVID-19; están pendientes de la confirmación por parte del ministro de Salud, Salvador Illa.

En este sentido, ha argumentando que Salut ha reservado unidades para poner la segunda dosis a las personas que ya han sido vacunadas. La inmunidad no se consigue hasta que han trascurrido unos días después de la inyección de la segunda dosis.

Gómez ha reiterado que se está cumpliendo el calendario de vacunación y ha recordado que la previsión es que esta próxima semana lleguen a Baleares las primeras dosis de la vacuna de Moderna. Hasta el momento, se han inyectado más del 76 % de las dosis previstas en las residencias y ha precisado que en las que no se ha hecho es porque se han detectado positivos.

Salut rechaza la ayuda del Ejército en la vacunación, de momento

La consellera ha argumentado que no se vacuna los fines de semana porque con las dosis que llegan es suficiente hacerlo durante los días laborales. En este sentido, ha argumentado que de momento no es necesario pedir ayuda al Ejército. No obstante, ha dejado la puerta abierta a hacerlo en un futuro, en función de las dosis que vayan llegando.

Gómez también ha señalado que el control de PCR en los puertos y aeropuertos se mantendrá al menos hasta que finalice el estado de alarma; se prorrogarán los acuerdos con los centros encargados de realizar estas pruebas.