6

El presidente del PP Baleares, Biel Company, ha criticado en este sábado que «la única hoja de ruta del Govern es la improvisación y el cierre de empresas» frente a la COVID-19 y ha comentado que «por desgracia en el archipiélago se ha iniciado el año con el virus descontrolado y con el Govern, desbordado».

Según ha recordado Company este sábado en nota de prensa, «desde el punto de vista sanitario, el pasado mes de noviembre Armengol se fijó como objetivo bajar de 50 contagios por cada 100.000 habitantes para conseguir que las Islas fueran un destino seguro».

Sin embargo, ha apuntado, «la realidad es que dos meses después, Baleares supera los 500 contagios, 10 veces más, y es la segunda comunidad con más incidencia, después de Extremadura, aunque durante muchos días ha estado al frente».

Además, ha continuado, «la situación de Baleares contrasta con Canarias, el otro territorio insular del Estado, que siempre ha tenido el menor índice de contagios».

Para el presidente del PP Baleares, «la única explicación que la presidenta da a esta explosión de contagios es que la gente se ha relajado, en un ejercicio de cinismo, después de que ella fuera cazada en un bar de copas infringiendo el toque de queda».

«No se ha relajado la población, que en su mayoría ha cumplido con lo ordenado por el Govern. Quienes se han relajado han sido Armengol y sus consellers, que siempre han ido a remolque del virus, tomando decisiones tarde y mal», ha enfatizado.

Por ello, ha pedido a la presidenta balear que, «desde el punto de vista sanitario, se extiendan los cribados poblacionales a la mayoría de municipios, como medida de control preventivo, como se le solicitó en diciembre en el Parlament».

Además, le ha pedido que «el Govern movilice todos los recursos necesarios para acelerar la campaña de vacunación en las Islas, a través de convenios con la sanidad privada o bien utilizando otroscolectivos capacitados para vacunar, como dentistas o veterinarios».

«La vacuna es ahora mismo la única puerta a la reactivación económica y nos jugamos salvar parte de la temporada de verano, que está cada vez más en peligro», ha apuntado.
Finalmente, ha concluido el dirigente del PP en Baleares, «desde el punto de vista económico, el Govern debe acompañar las medidas restrictivas con ayudas y compensaciones económicas para los sectores más afectados, de lo contrario, continuará destruyéndose más tejido productivo, continuarán cerrando más empresas y negocios y las colas del paro no dejarán de aumentar».